POLÉMICA. Uruguay y Ghana se enfrentaban por los cuartos de final del Mundial 2010; en los minutos finales del tiempo extra los ghaneses estuvieron a punto de meter el gol que los clasificaba a semifinales, sin embargo Luis Suárez metió la mano en la línea de gol y evitó la anotación. “No es un héroe, es un vulgar tramposo. ¿Mano de Dios? Fue la mano del diablo”, reclamó el estratega ghanés. “Fue algo importante para el país y no me arrepiento”, respondió Luisito.

LUIS SUAREZ MANO