Jameis Winston, QB.
Colegio: Florida State.

JAMEIS WSin sorpresas aquí. El QB Jameis Winston era uno de los candidatos que todos los medios querían ver y cumplió. De acuerdo a los analistas, su desarrollo fue casi perfecto; desde buen sentido para reconocer la presión, hasta saber moverse y pasar exacto bajo apuro. El acierto de Winston, sobre todo, fue no buscar hacer más de lo que él sabe, aunque, según los scouts, no tiene miedo de hacerlo, es decir, potenciar sus habilidades. A ello se suma su portentoso físico. Ya en el Rose Bowl vimos como a pesar de la humillante derrota ante Oregon, este QB no fue fácil de derribar y se sobrepuso a la adversidad (y en ese juego fue abrumante) con cierto carácter. Su estatura (1.93) y medida de brazo (82 cm), lo cual es grande para el estándar de la NFL, solo confirma que tiene las condiciones y las sabe aprovechar. Aunque sembró algunas dudas respecto a un problema en el hombro con el que tira.

Independientemente de ello, lo que más se quería ver de Winston no era el aspecto físico, sino su madurez y estado anímico. Es del conocimiento público los problemas que este chico ha tenido en cuanto a disciplina, desde alegatos de índole sexual hasta declaraciones de más. El aspecto conducta hoy más que nunca es primordial en la nueva (y estricta) NFL. Y al parecer logró convencer a varios. Los reportes hablan de un joven con carácter y listo para dar el siguiente paso, pero algunos analistas creen que le va a costar trabajo y lo ven como un Eli Manning en sus inicios. Tomando en cuenta que Winston se adelantó al no jugar el tiempo que le quedaba con Florida State, suponemos está listo. Aunque en el combine como en el Draft, nada es seguro.

Equipo ideal: Aunque Tampa Bay tiene el primer Pick del Draft, me parece que el tema de su carácter y extra cancha pesará mucho en su decisión, pasarán y lo dejarán libre quizá para los Titans. Los de Tennesse necesitan un QB que aprenda y vaya al ritmo de la reconstrucción, y ese parece ser Winston quien competiría con Mettenberger.