Un legado como pocos en la NFL, se consolidó mientras el ovoide cruzaba los postes de anotación en el Lucas Oil Stadium. El veterano pateador, Adam Vinatieri, colocó por 566ta ocasión tres puntos en la pizarra para eclipsar la marca de un inmortal en la posición, y miembro del Salón de la Fama, Morten Andersen.

Fue un gol de campo de 42 yardas ante los Houston Texans, con el que eclipsó y le dio nueva vida a la marca histórica de goles de campo convertidos en la NFL. Esto sólo le puso la “cereza al pastel” a una prodigiosa carrera de más de dos décadas.

El tiempo no pasa por él

Aunque ya son 23 temporadas disputadas por el pateador de 45 años, el tiempo parece no pasar cuando hablamos de este histórico del juego. Decisión, confianza y admiración, es lo que ha transmitido Adam Vinatieri a lo largo de una carrera que seguramente tendrá su última parada en Canton, Ohio.

Sus inicios en la NFL, se remontan hasta el año de 1996, cuando los New England Patriots lo tomaron en la agencia libre bajo las órdenes de Bill Parcells. Con el equipo “bostoneano”, ayudó a construir años de grandes bonanzas y el inicio de una dinastía que hasta la fecha prevalece.

En su primera temporada con los “Pats”, tuvo la oportunidad de pisar “tierra santa” en el  Super Bowl XXXI, cuando los Green Bay Packers y New England Patriots, se vieron las caras en el Louisiana Superdome de Nueva Orleans. Finalmente, fueron los “cabeza de queso”, quienes de la mano de Brett Favre y Desmond Howard, se “bañaron de confeti” y alzaron el icónico Vince Lombardi.

La revancha

Se dice que la vida está llena de revanchas, y para los Patriots y Adam Vinatieri, no iba a pasar mucho tiempo para obtener la suya. La llegada de Bill Belichick y Tom Brady en el año 2000, iba a enderezar un “barco” de talento, hacía nuevos horizontes.

Para el 2001, los Patriots pusieron su voto de confianza en un mariscal de campo tomado en la sexta ronda el año anterior, llamado Tom Brady. El “chico” que pasó sus épocas colegiales con los Wolverines de Michigan, tomó el mando de la ofensiva tras una grave lesión de Drew Bledsoe en la semana 2 ante los New York Jets. Como muchos ya lo saben, el resto es historia…

Dentro de esa misma campaña, los “Pats” no pararon hasta coronarse campeones de la NFL por primera ocasión en su historia, ante unos amplios favoritos San Louis Rams, que con figuras como Kurt Warner, Isaac Bruce, Torre Holt y Marshall Faulk, orquestaban uno de los “circos” aéreos más memorables del deporte. Este estilo ofensivo, fue denominado como: “The Greatest Show on Turf”.

¿Dónde queda Vinatieri?

Pero bueno, después de este breviario cultural, ¿dónde queda Adam Vinatieri en esto? La respuesta es muy simple, y se puede definir con puntuales imágenes que comentaré a continuación.

Para que los Patriots conquistaran la cima de la NFL en el Super Bowl XXXVI, Adam tuvo que conectar dos cruciales goles de campo en la ronda divisional ante los Oakland Raiders de Jon Gruden, y sellar el primer título de la franquicia, con uno de 48 yardas mientras el tiempo expiraba ante los ojos de unos impotentes Rams.

Dos años más tarde, para el Super Bowl XXXVIII, el escenario era prácticamente el mismo, y esta vez, con un gol de campo de 41 yardas con 4 segundos restantes en el reloj, “domó” a unas Carolina Panthers que pelearon hasta el último suspiro en el Reliant Stadium de Houston.

La historia fue la misma para la temporada 2004, cuando por tercera ocasión en cuatro años, se bañó de gloria después de que los Patriots conquistaron el Super Bowl XXXIX ante las Philadelphia Eagles, 24 a 21. Vinatieri contribuyó con un gol de campo y tres puntos extra.

Una época de gloria siendo pupilo de Bill Belichick, terminó para el 2006, año en el que colgó los “tenis” con los Patriots y se unió a los Indianapolis Colts de Peyton Manning. Con los “Potros”, su acecho por títulos no cesó, y meses más tarde conquistó su quinta aparición en el “gran juego” y cuarto anillo de Super Bowl, tras una victoria de 29 a 17 ante los Chicago Bears.

Conclusión

“Mr.Clutch”, siempre será recordado cómo un ícono de la NFL. Como un pateador que es ídolo de muchos, y que le dio un nuevo valor a la posición. Cuando pensamos en tres puntos, pensamos en Adam Vinatieri. Cuando pensamos en definición, pensamos en Adam Vinatieri. Cuando pensamos en Salón de la Fama, pensaremos en Adam Vinatieri, el mejor K de la historia.