All In

Imagen: (@ALL_IN_2018)

All In se lleva a cabo este sábado. El esperado evento de lucha libre organizado por Cody Rhodes y Los Young Bucks (los hermanos Nick y Matt Jackson) con el cobijo de Ring of Honor.

Aunque fue anunciado desde noviembre del año pasado, la chispa inicial ocurrió en mayo a través de Twitter. ¿Qué hace a este evento uno de los más destacados de los últimos años? Analicemos.

¿Cómo se fue gestando All In?

En mayo de 2017, Dave Meltzer (un periodista hiper odiado en la lucha libre por su labor informativa) respondió a un lector por Twitter diciendo que Ring of Honor no sería capaz de organizar un evento que capaz de superar los diez mil asistentes.

El luchador Cody Rhodes tomó nota; junto con los Young Bucks dijo que podría conseguir un evento totalmente independiente y alcanzar esa cifra de asistencia.

Para ponerlo en perspectiva, 10 mil asistentes es un punto medio entre la Arena México (16 mil 500) y la Arena Coliseo (seis mil 400).

Después de mucho especular, en enero de 2018 se hizo oficial que All In se llevaría a cabo este 1 de septiembre y no fue sino hasta marzo que se reveló la sede: Sears Center Arena, en Chicago, Illinois.

Los boletos se pusieron a la venta a mediados de mayo y se agotaron en casi una hora, sin tener un cartel completo y empujado por los rumores de la presencia de CM Punk.

All In será el primer evento de lucha libre no realizado por WWE con 10 mil asistentes en más de dos décadas, demostrando la gran salud de la escena independiente.

Los últimos eventos de lucha libre (no realizados por WWE ni WCW) capaces de juntar más de 10 mil asistentes fueron organizados nada más y nada menos que por Triple A.

En 1993 y 1994, la Tres Veces Estelar organizó eventos en Los Angeles, California donde más de 17 mil almas acudieron a ver gladiadores como Mascarita Sagrada, Octagón, Blue Panther, Cien Caras, Konnan, Eddie Guerrero y Love Machine.

¿Qué resalta en el cartel de All In?

El cartel ofrecerá diez luchas, dos de las cuales serán por un campeonato; todas combinando talento de la escena independiente mundial, resaltando México y Japón.

Dentro de las luchas titulares, Jay Lethal expondrá el ROH World Championship ante el que resulte ganador de la Batalla Real de 15 hombres (que fue financiado gracias a que se vendió el cuadrilátero por partes a varios coleccionistas).

La otra batalla titular será por el histórico NWA World Heavyweight Championship, donde el campeón Nick Aldis se medirá a Cody Rhodes porque él puso el varo para el evento y pues puede pelear contra el que quiera.

Este redactor destaca por mucho el combate de relevos australianos entre Los Young Bucks y Kota Ibushi, contra el trío formado por Rey Mysterio, Fénix y Bandido. ¿Por qué destaca?

Primero: Kota Ibushi es una de las cartas más fuertes de NJPW, estuvo a punto de vencer a la leyenda Hiroshi Tanahashi en el último G1 Climax. Su derrota sorprendió a todos. Es el siguiente gran ídolo de la Empresa del León.

Segundo: Bandido es uno de los gladiadores más espectaculares de la escena independiente en México, recién consiguió en Triplemanía XXVI una oportunidad para disputar el Campeonato de Parejas junto con Flamita y esta batalla debería ser su gran catapulta.

Tercero: Fénix es el actual Megacampeón de Triple A, sus batallas tanto en los cuadriláteros independientes como en los del CMLL y la Tres Veces Estelar lo deben poner como candidato a luchador del año en la escena mexicana.

Se viene la prueba de fuego para Pentagón Jr.

Indudablemente, el otro gran encuentro que este redactor verá con mucha antelación será el mano a mano entre Penta Zero M y Kenny Omega.

Ambos gladiadores ya se habían visto las caras en duelos en equipos; será la primera vez que se encuentren en un mismo ring cara a cara. ¿Por qué es trascendente?

Ésta podría ser la prueba de fuego para Pentagón Jr.; lo colocaría muy por encima de Rush en la escala de mejores luchadores mexicanos y haría crecer todavía más su nombre a nivel internacional.

Mientras Rush da cátedra de cantinfleo para justificar su sumisión al CMLL apostando su cabellera al lado de Bárbaro Cavenario, el “Cero Miedo” enfrentará al mejor luchador del mundo, al actual campeón máximo de la NJPW.

Uno de los detalles en el cartel que menos sorprendió a quien escribe estas líneas es la batalla entre Kazuchika Okada y Marty Scurll.

Pareciera un combate muy desproporcionado, tanto por el tonelaje de ambos como por la jerarquía que cada quien ocupa en la escena mundial.

El papel de All In en la escena independiente

Con todas las peleas anunciadas y la respuesta que ha recibido de los aficionados, All In se coloca como un evento que puede cambiar el panorama de la lucha libre independiente en Estados Unidos.

Las condiciones están dadas para que cada vez más luchadores no volteen solamente a WWE para pensar en una carrera exitosa y tengan oportunidad de brillar con su verdadero talento en el terreno independiente.

La realización de All In es muy importante porque rompe el mito de que WWE domina el mercado de la lucha libre en Estados Unidos; demostró que el público tiene la disposición de conocer otras opciones incluso de mayor calidad luchística.