BENFICA

ddVigente campeón de liga y copa y sub campeón de la Europa League. El listón está alto para superar lo que hizo la temporada pasada el equipo de Jorge Jesús, que cursará su sexta temporada al frente del equipo. Creo que el Benfica vendió a demasiadas piezas clave y no ha fichado demasiado para cubrir esos espacios. Difícil temporada que viene para «los encarnados», sin embargo no se les puede descartar para refrendar el título de liga.

Con las marchas de:

André Gomes: El equilibrio en el medio campo del Benfica y clave en el sistema de Jorge Jesús, se fue cedido al Valencia.

Jan Oblak: Fue elegido el mejor portero de la liga la temporada pasada no tardó en llenarle el ojo a Diego Simeone que hoy ya está entre sus filas.

Ezequiel Garay: El central argentino es una de las bajas más sensibles para el Benfica pues fue el líder de la defensa durante todo el torneo. Partió rumbo a Rusia, dónde el Zenit de San Petersburgo hizo válido su traspaso. El también argnetino, Lisandro López será su sustituto, pero no será fácil llegar al nivel que mostró Garay.

Lazar Markovic: El extremo serbio fue una de las revelaciones del torneo y se hizo con la titularidad a mediados de la liga. Una de las piezas fundamentales de Jorge Jesús para poder tener esa explosividad, velocidad y juventud que le falta al equipo. Es contratado por el Liverpool por 4 temporadas. Al parecer El «Toto» Salvio es su sustituto natural por ese extremo de la derecha.

Óscar Cardozo: Uno de los máximos referentes en los últimos años y después de siete temporadas en el club, el jugador decide partir con destino al Trabzonspor de Turquía. El atacante Paraguayo deja un hueco importante en la plantilla. El español Luis Pizzi, que tuvo una muy buena temporada en el Espanyol tendrá la oportunidad de demostrar su calidad para llenar el hueco que deja Cardozo.

En cuanto a fichajes el Benfica no ha logrado concretar casi nada, ha apostado más por prometedores jugadores como Victor Andrade que por jugadores ya probados y de renombre.