Se disputaron los últimos partido de octavos de final de la UEFA Champions League, y que algunos partidos nos dejaron mal sabor de boca y otros nos sorprendieron mágicamente.

Un Barça sin rumbo

Todo parecía que el Barcelona tenía todo para ganarle al Olympique de Lyon, pero no pudo, y es increíble la crisis que está atravesando el conjunto catalán, pero no solo en conjunto, el delantero Luis Suárez está peleado con el gol en los últimos cinco partidos que ha disputado, y en esta jornada de la UEFA Champions League no fue la excepción. El Lyon depende al 100% de Memphis Depay pero ahora no pudo marcar diferencia, con la velocidad que tiene y el gran drible pensamos que se llevaría de largo a Gerard Piqué, pero tampoco fue posible, fue un partido trabado en medio campo y ningún equipo sacó ventaja, todo se va a decidir en Cataluña.

Estrellas desaparecidas

El partido más atractivo de la jornada, fue el Liverpool vs. Bayern München, por la cantidad de estrellas con las que cuenta cada uno, pero fue una completa decepción, ningún equipo pudo encontrar una gran jugada, y mucho menos el gol, por parte de Liverpool, Salah, Firmino, Mané totalmente desaparecidos, y por parte del Bayern, sorprendió ver la titularidad de James Rodríguez en lugar de Leon Goretzka por una lesión en el tobillo derecho, aún así en medio campo se vieron muy tiernos, y no le llegaban los balones a Lewandowski, y todo parece que ojala la vuelta sea un partido digno de Champions League, todo se decidirá en Alemania.

¡Uruguay nomá!

El Atlético de Madrid sacó una gran ventaja como local contra la Juventus de Cristiano Ronaldo, los uruguayos José María Giménez y Diego Godín le dieron la victoria el cuadro de Simeone 2-0.

La Juve tiene una tarea muy difícil que es marcar tres goles o más para poder avanzar a la siguiente ronda, y si no lo logra, sería un fracaso total, ya que el equipo de Turín contrató a Cristiano para ser campeones. El Atlético debe mantener la ventaja y no confiarse, tiene a su rival en la lona, solo le falta noquearlo.

Remontada de infarto

El mejor partido de la jornada fue entre el Schalke 04 vs. Manchester City, el equipo alemán tenía la gran ventaja de 2-1 y los dos goles fueron de penal, y si le agregamos que fue expulsado Nicolás Otamendi, el Schalke tenía todo a su favor, pero al final explotaron Sané y Sterling para poder remontar el partido 3-2.

Los ingleses tienen que demostrar toda su calidad en el partido de vuelta, y los alemanes perdieron una oportunidad de oro y es muy difícil que otra vez todo se ponga a su favor.

Conclusiones

Dos partidos malos y dos muy buenos, irónicamente los más atractivos fueron los que menos lucieron y viceversa. El Barcelona, Lyon, Liverpool y Bayern München son los equipos en incógnita para avanzar a la siguiente ronda, y en el caso del Atlético de Madrid y el Manchester City, están practicante en cuartos de final.

Esperemos que los partidos de vuelta sean de gran calidad y nos den varias sorpresas.