Este martes, los altos mandos de la UEFA se reunieron para discutir qué tipo de medidas se deberían tomar tras el parón de las ligas europeas y los torneos europeos. Estaban en vilo el futuro de la UEFA Champions League, UEFA Europa League y UEFA Euro, la última, estaba programada para disputarse en junio. Al final, estas fueron las resoluciones.

Finales aplazadas en UCL y UE

Para quienes estábamos preocupados por los torneos europeos, la UEFA nos da un poco de certeza, asegurando que las finales sí se disputarán. La de Champions se mueve para el sábado 27 de junio en Estambul, Turquía, mientras que la Europa League se jugaría 3 días antes, el miércoles 24 en Gdansk, Polonia. Además, se anunció que si todo continúa como está planeado, estaríamos retomando el futbol europeo a mediados de abril, un mes después de haberse detenido el futbol en el viejo continente.

¿…y la Euro 2020?

Como consecuencia a lo anterior, la Euro 2020 tendrá que esperar, ya que para recuperar el mes perdido por la suspensión de las ligas, se tendrá que jugar hasta finales de junio, ocupando el espacio que se tenía para dicho torneo. Por lo tanto, éste se celebrará entre junio y julio de 2021 con fechas exactas por decidir.

Repercusiones

Vámonos por partes, primero, el cambio de fecha para la Euro era algo necesario y que se veía venir. El hecho de organizar un evento de tales magnitudes, y que, para acabarla de fregar, se tenía planeado que se disputara en toda Europa, resultaba la peor idea en estas circunstancias, ya que tendrías turistas viajando de país en país y volviéndose un foco de infección ambulante. Por lo mismo, el escenario ideal ha sido mandarlo al próximo año. Eso sí, la que sale perdiendo en este caso es la FIFA y su mentado nuevo Mundial de Clubes, que recordemos se intentaría organizar en el 2021, un año antes del Mundial y en lugar de la Copa Confederaciones. Hoy, se habla de que dicho torneo incómodo se pospondría hasta el verano de 2023, seis meses después de la Copa del Mundo de Qatar.

Por otro lado, el hecho de enviar la final hasta junio es un buen comienzo, pero la UEFA aún tiene muchísima tarea pendiente, porque pensemos, si volvemos a la actividad a mediados de abril, tendríamos 2 meses/10 semanas aprox. para acomodar 17 partidos de Champions League, esto sin contar que faltan partidos de Ligas y Copas por disputarse. Para ello, se está tanteando la idea de modificar el formato, lo cual analizaremos a continuación.

¿Champions a partido único?

Desde que se suspendieron las ligas europeas, ha comenzado a trascender todo tipo de especulaciones sobre lo que se podría hacer con el torneo. Algunos piensan que lo mejor sería cancelarlo y dejarlo sin campeón -me incluyo- para otros, un cambio en el formato sería lo más práctico para poder terminar a tiempo, antes del periodo vacacional, en el cual, además de darle descanso a los jugadores, muchos de ellos terminan contrato, situación que podría ser otro tema a resolver.

La idea que se plantea y sobre la cual UEFA no se ha pronunciado, es la de jugar el resto de partidos a eliminación directa, disputándose a un solo duelo en sede neutral como si fuera una Copa del Mundo. Cabe recordar que aún faltan 4 equipos invitados a los Cuartos de Final.

Pero a ver, el hecho de disputar un torneo tan importante como la Champions, en un momento definitorio, y viniendo de un parón de 4 semanas -si bien nos va- podría ser un tanto injusto para los equipos, en especial cuando, para muchos, este torneo significa una importante inyección económica y normalmente calculas tu temporada para llegar a esta etapa jugando a tope, sino basta con recordar el rendimiento tremendo que tenía Cristiano Ronaldo antes de apagar la luz. Jugarse la vida, sin decir agua va, me parece muy arriesgado.

Conclusiones

Estamos viviendo una situación atípica para la humanidad, y claro, el deporte se ha visto muy afectado, en especial, cuando en el futbol tenemos calendarios tan saturados en los que casi todos los días se está disputando un balón.

En este caso, la UEFA tomó las decisiones adecuadas y las más razonables, la Euro es algo que se puede mover, sin embargo, el calendario de la Champions/Europa League es un dolor de cabeza aparte. El hecho de haber fijado las fechas para la final da certeza, pero falta ver las formas. En lo personal, yo sí siento que desvirtuaría a quien gane el título al modificar el sistema de competencia con más de la mitad del torneo ya disputado, y realmente sería más justo no tener campeón europeo en esta ocasión y compensar monetariamente a los equipos, en especial para poder cerrar las ligas locales.

En este caso, tendrán que hacer de tripas corazón para acomodar todo en el poco tiempo que resta para que se termine el año futbolístico, y ojalá que se tome la mejor decisión.