St. Louis Rams.

Nick foles RAMS

Bajas clave: Sam Bradford, Jake Long, Alex Carrington.

Altas clave: Nick Foles, Chris Fairley, Akeem Ayers.

Creo que los Rams pueden ser la gran sorpresa del 2015. Ya la temporada anterior dieron destellos del equipo que podían ser. De hecho, yéndonos más atrás desde la llegada de Jeff Fisher han ido mejorando lentamente, pregúntele sino a Pete Carroll y Jim Harbaugh, que sufrieron la transformación de este equipo, de ser el pan de la NFC West, a uno realmente indigesto. ¿Qué les faltó entonces para ser un contendiente? Fácil: Quarterback.

La llegada de Nick Foles es, en mi opinión, una garantía. Sí, se lesionó la temporada anterior, pero no lo veo ni la mitad de frágil como lo es Sam Bradford. Aparte, los Rams hicieron un buen draft en el que tomaron a varios linieros ofensivos y lograron llevarse en Todd Gurley a uno de los mejores corredores de la clase 2015, y si le sumamos la revelación que fue Tre Mason, pues tenemos aquí uno de los mejores backfields de la NFC, algo que ayudará mucho en la durísima división Oeste para no exponer a Foles e incluso para correr en frío, por ejemplo cuando visiten a Bengals a finales de noviembre.

En cuanto a la defensa, hicieron contrataciones que la convierten en una unidad aún mejor que la del año pasado. A los recios Robert Quinn, Alec Ogletree y Chris Long, ahora se suman los nombres del gran Nick Fairley y Akeem Ayers, un front 7 que va a dar muchos dolores de cabeza y que incluso podría jugar menos presionada considerando que la ofensiva ahora sí debe carburar.

La clave: Nick Foles. Creo que el éxito de Rams estará supeditado a qué tan rápido se adapte Foles a su nuevo equipo. Recordemos que el sistema exprés de Chip Kelly es bastante especial, así que ésta puede ser un arma de doble filo para un quarterback que ahora tiene que bajar las revoluciones: o lo hace ver fácil, o tendrá problemas. Me inclino más por la primera opción. No estoy seguro que les alcance para el título divisional, pero no me sorprendería verlos en playoffs.