Minnesota Vikings.

trae-waynes.

Bajas clave: Matt Cassel, Greg Jennings, Jerome Felton.

Altas Clave: Terence Newman, Mike Wallace, Kevin McDermott.

Un caso muy similar al de los Rams, pero con mayor grado de complejidad tomando en cuenta su división y que tienen un calendario realmente duro. ¿Por qué los considero entonces un caballo negro? Principalmente dos razones: me gustó lo que vi el año anterior y cerraron muy bien su temporada; y dos, que en este caso, al decir “caballo negro”, me refiero a que pueden ser ese equipo tira quinielas o tumba grandes que nadie se espera, vamos, mejorar su 7-9 y quién sabe, si el resto se descuida, en una de esas se meten a postemporada.

Decía que los Vikingos son similares a los Rams ya que su falta de QB es lo que los ha separado de ser contendientes. Aunque, en este caso, también hay que tomar en cuenta la defensa, ya que Minnesota no ha podido armar una unidad fuerte en todos los departamentos y hasta han perdido baluartes como Jared Allen. Para este 2015 presenta una cara muy interesante, específicamente en su secundaria, que con nombres como Xavier Rhodes, Terence Newman y el novato sensación Trae Waynes conforma una unidad de respeto. Mucho ojo con ellos y con Eric Kendricks, un LB que también puede ser revelación de este año.

Ofensivamente se espera que Teddy Bridgewater demuestre que su talento es real y no fue sólo una buena racha. El segundo año es la prueba de fuego para los jugadores que brillaron en su temporada de novatos, así que habrá que poner mucha atención en él como artífice de una ofensiva con nombres como Mike Wallace, y sobre todo, Adrian Peterson, quien regresa tras la brusca polémica que lo alejó de los emparrillados.

Tengo, aún así, dos incógnitas con este equipo. La primera es Mike Zimmer, quien si bien ya probó que puede ser Head Coach, ahora debe apuntalar a este equipo y motivarlos en lo que será una temporada fuerte en todos los sentidos. Y dos, que apenas en pretemporada acaban de perder al tackle Phil Loadholt, y eso no son buenas noticias para un equipo con QB joven y que depende mucho de su juego terrestre. Más si tomamos en cuenta que su lugar lo va a ocupar, aparentemente, el novato T.J. Clemmings, quien ahora va a tener que enfrentar de tiempo completo a defensivas como la de Packers, Seahawks y Cardinals, ¡uff! Bienvenido a la NFL.

La clave: Hay dos elementos cruciales para que Vikings tenga temporada ganadora: el estado anímico y físico de Adrian Paterson, y la respuesta del cuerpo de receptores hacia Bridgewater. Si alguno falla, ya mejor vámonos haciendo a la idea de otro año con récord perdedor.