Ha sido un tambaleante inicio de temporada para los chicos de Louis Van Gaal. Los «Red Devils» se sitúan en el cuarto lugar general con doce puntos, a diez del líder. El saldo en ocho juegos jugados ha sido de tres victorias, tres empates, dos derrotas, quince goles a favor y doce en contra.

En cuanto a rendimiento el Manchester no ha convencido a muchos, el equipo de Van Gaal necesita encontrar un equilibrio proporcional en todas sus líneas.

DEFENSA

El principal tema de debate es la línea defensiva. Van Gaal decidió hacer un cambio generacional en la defensas del equipo, vendiendo a jugadores que habían militado en el club por varias temporadas y con saldo muy positivo, tal es el caso de: Patrice Evra (Juventus), Rio Ferdinand (Queens Park Rangers) y Nemanja Vidic ( Inter de Milán).

En las primeras cinco jornadas Van Gaal se aferró al 5-3-2 táctico, pero los nombres propios en defensa no respondieron a ese esquema de tres defensas centrales, que es de altísima exigencia táctica y técnica. A partir de que Van Gaal modifica a 4-4-2 (con variaciones a 4-3-1-2) la línea defensiva ha empezado a verse más sistematizada.

La ideología defensiva de Van Gaal, en todos los equipos que ha dirigido es «la defensa es el primer ataque». Y así es como el United ha jugado o al menos lo ha tratado en las primeras siete jornadas de ligas. Louis ha priorizado el buen manejo de pelota desde la salida del balón. El juego de pies de David De gea es de suma importancia para que el equipo pueda salir jugando desde atrás. La exigencia de Van Gaal a la defensa es muy alta. Van Gaal empieza a estructurar una defensa sumamente técnica. Al parecer la pareja de centrales será conformada por Marcos Rojo y la grata revelación de Patrick McNair. Por las laterales Rafael y Luke Shaw han sido los futbolistas que Van Gaal ha mandado como titulares en la mayoría de los partidos.

La intención de Van Gaal es que sus defensas centrales siempre estén abiertos y sean soluciones en salida, mientras que los laterales pasan mucho tiempo en campo contrario.

Poco a poco la defensa se va a ir adaptando al estilo y exigencia de Van Gaal.

DEBILIDADES

La línea defensiva sufre demasiado cuando se enfrenta a un equipo que pueda explotar la profundidad de manera correcta. Los ataques laterales para esta escuadra son un martirio, Van Gaal tiene que enseñar a cerrar la posicional cuando el equipo rival ataca por las bandas.

La falta de experiencia también está pasando factura. Falta un líder en la defensa.