Un equipo sumamente competitivo es lo que pretende armar la directiva tapatía.

normal424Lejos ha quedado aquella dirigencia rojinegra que vendía a sus mejores jugadores para obtener recursos y mantener las finanzas más o menos sanas y sí algo sobraba traer jugadores a préstamo y la mayoría del agarradero.

Ahora con el respaldo de la multimillonaria «Grupo Salinas» se empieza a estructurar un equipo hecho no sólo para librar el descenso, sino para competirle palmo a palmo a los grandes favoritos a llevarse el apertura 2014.