No cabe duda, que en este momento Borussia Dortmund está lamentado haber dejado ir el liderato de Bundesliga que tenía al inicio de la temporada actual, hoy sólo queda aplaudirle a su rival en Der Klassiker por haberlo remontado con el cambio de técnico, en donde se fue Carlo Ancelotti y llegó un experimentado Jupp Heynckes al banquillo bávaro.

Sin embargo, el próximo sábado se juega el orgullo ante los bávaros, no sólo por el Clásico, sino porque de perder Dortmund, y si Schalke (segundo, con 49 puntos) no le gana más temprano a Freiburg, Borussia Dortmund habrá entonces permitido que Bayern München se corone en su cara, ya que no lo pudo hacer el pasado sábado ante Leipzig.

Del mismo modo, de no ganar y aunque ya suena muy remota la posibilidad, Borussia Dortmund se estaría despidiendo del campeonato, ya que están a 18 puntos de los bávaros con 48 puntos, faltando siete partidos por disputarse, entre ellos Der Klassiker.

Sin duda, será una batalla épica en donde se verá un fútbol ofensivo a matar o morir, teniendo en cuenta que en Bundesliga, el Dortmund está invicto en los últimos 12 partidos, registrando su última derrota desde principios de diciembre, ante Werder Bremen, por lo que le sentó bastante bien el cambio de técnico.

Sin embargo, hay que recordar que la última vez que el equipo, hoy dirigido por Peter Stöger, se enfrentó en liga al actual monarca alemán, perdió 1-3 en casa, no conforme con ello, en la Pokal (Copa alemana), los bávaros eliminaron en partido único, 2-1 a su rival en Der Klassiker, por lo que hay cuentas pendientes que saldar.

No obstante, el equipo en los últimos dos partidos ha conseguido dos victorias consecutivas, con tres goles de Batshuayi, su refuerzo de lujo esta temporada, mostrando gran capacidad de reacción al sobreponerse dos veces a ser alcanzado en el marcador, ante un rival directo por la lucha por los boletos de Champions, Eintracht, a quien venció 3-2.

Pero, ¿qué tiene Borussia Dortmund para detener el camino del Bayern München al título?

Seguridad en el marco

Roman Bürki ha demostrado el por qué le quitó la titularidad a un casi retirado Weidenfeller, siendo muy eficiente bajo los tres postes, ya que cuenta con grandes salidas para recortar a los delanteros rivales, cuenta además, con grandes reflejos, ya que incluso puede sacar el balón con los pies, sin dejar de mencionar los grandes vuelos y las atajadas que realiza por abajo.

Su accionar será fundamental para detener a Lewandowski, Müller y compañía, ya que de ganar, no dudo que sea una de las figuras del encuentro en el Allianz Arena.

Presión en todo el campo

En conjunto con la defensa, tienen gran responsabilidad tanto Dahoud como Castro de evitar las asociaciones entre Müller y James, que han sido letales esta temporada, además de que deben ejercer gran presión sobre el colombiano, que es uno de los grandes asistidores del Bayern München, esta temporada.

Además, deberán tocar de primera intensión en contragolpes a velocidad para descargar sobre Phillip, Reus, Pulisic, Götze o Schürrle, que son las posibilidades en media cancha, ya que Stöger, estratega del Dortmund, seguramente debió haber visto la derrota de la cual viene el Bayern, en la que la presión de los de Leipzig en todo el campo, sumado al gran desdoble de los jugadores de Leipzig, lograron darle un valioso triunfo al mismo.

 Aprovechar el momento de Batshuayi

Las últimas dos jornadas, las cuales han resultado con victoria para “Die Borussen”, ha formado con un solo delantero nominal en punta, y aunque Reus ha contribuido con goles, la posición ha sido ocupada tanto por Schürrle, como por Michy Batshuayi, a quien no le molesta entrar de cambio, ya que es un gran revulsivo, como lo demostró ante Eintracht Frankfurt, a quien le metió dos goles para darle la victoria a Borussia Dortmund.

La cualidad principal de este poderoso delantero, es que sabe definir de primera y leer perfectamente las jugadas, y a pesar de que todavía se extraña a Aubameyang, que partió a un equipo perdedor como Arsenal, mala decisión por cierto; sin duda alguna, Batshuayi le dará muchas alegrías a la mejor afición de clubes del mundo.