1zgvla0h

El lunes pasado tuvimos/tuvieron junta los verdaderos amos del balón en la Liga MX, donde entre otras cosas se discutió el límite de extranjeros permitido en la liga, el cual, muchos habríamos pensado se disminuiría, pero cual fue la sorpresa que este ha sido desestimado por completo, entrando en vigor la regla 10-8. Dicho estatuto dicta que se pueden utilizar 10 jugadores extranjeros o naturalizados en el campo, siempre y cuando existan 8 mexicanos registrados para el partido, o mejor dicho, en la banca. Los directivos aseguran que esta medida mejorará el nivel del futbolista mexicano y lo protegerá. Veamos las consecuencias de ello.