UCL TROPHY AND OMBLa UEFA Champions League, el máximo torneo de clubes a nivel continental, se ha convertido en algo más que un espectáculo deportivo, la mística que lo envuelve, así como la parafernalia que la UEFA (Union of European Football Associations) le ha dado desde su replanteamiento en el ’92 le hacen un espectáculo absoluto de principio a fin, al contar con los mejores y más poderosos equipos europeos, el cúmulo de estrellas que patean el estrellado esférico de la Champions es suficiente para fascinar a los aficionados más exigentes, pero, ¿es verdad que la Champions League nos presenta el mejor nivel futbolístico que se puede obtener en este bello deporte?

VENTAJAS:

La Champions League reúne lo mejor de ambos mundos, los grandes jugadores europeos se conjugan con la élite del resto del mundo, o como le llaman en Europa, los «extra-comunitarios», lo cual, permite apreciar el estilo habilidoso de los latinoamericanos, la fuerza y velocidad africana, así como la técnica y tenacidad de los asiáticos, conformando la verdadera esencia del «Fútbol Asociado», donde razas e idiomas se mezclan en un solo lenguaje, el del balón.

Europa tiene la mejor infraestructura para practicar este deporte, además, la convivencia y entrenamiento constante, permiten que los mejores equipos del torneo alcancen un nivel de perfección que, difícilmente, se lograría en un Seleccionado Nacional, además, las distancias entre los países europeos son muy cortas, reduciendo el cansancio físico generado por un calendario, de por sí, saturado.

DESVENTAJAS:

La realización de un torneo anualmente, le resta puntos a favor, ya que hay poco tiempo para «disfrutar», por llamar de alguna manera, la obtención de tan ansiado trofeo, la gran final se disputa en las últimas semanas de mayo, dos meses después, el torneo arranca en sus fases preliminares, si a todo esto, le agregamos lo difícil que resulta mantener el nivel tan alto que se debe alcanzar para alzarse como monarca, resulta complicado implantar una hegemonía marcada, creando ídolos que de un momento a otro se convierten en villanos.

Otra desventaja es la necesidad de la Confederación Europea por darle cabida a todos sus agremiados, provocando que existan partidos en la ronda de grupos con representantes muy débiles, que si bien es cierto, llegan a dar alguna sorpresa, resulta poco probable que avancen hasta rondas definitivas del torneo.