Cielo: Josh McCown

gettyimages-492292148

Vaya manera de callar bocas. Muchos (incluyéndome), no entendíamos en que fregados estaba pensando Mike Pettine cuando volvió a nombrar a Josh McCown como su QB titular tras su lesión pese a la victoria que había conseguido Johnny Manziel.

McCown llegaba a Baltimore para enfrentar a un equipo de Ravens que no vencía a domicilio desde el 2007 y que partían como grandes favoritos pese a los problemas en la zona defensiva, a Josh no le importó y nos brindó un ESPECTÁCULO.

GANÓ el partido con sus 457 yardas aéreas y 3 TDs (2 por aire y uno por tierra), es decir, destrozó a la defensiva y de paso rompió varios récords de la franquicia.

¿Cuáles?

QB con más yardas aéreas en un partido con 457.

Primer QB con más de 300 yardas aéreas en 3 partidos consecutivos.

Con un total de 1,154 yardas en los últimos 3 partidos se convirtió así en el QB con más yardas en un lapso de 3 juegos.

APLAUSOS. APLAUSOS. APLAUSOS.

¡El CIELO es TOOOOOODO TUYO!