En el show de los Harlem Globtrotters un jugador realizó una clavada y la canasta se le vino encima.