Fortuna

hi-res-60d4b20998581439c50459891ca2f4b4_crop_northMuchos dicen que que la suerte no existe, pero nos ha quedado claro que, a veces, la fortuna es caprichosa y termina favoreciendo a quien menos se lo esperaba, hace exactamente un mes, el Liverpool derrotaba al Manchester City, todos dábamos por muertos a los Citizens después de un partido con olor a final que parecía definitorio, a partir de ahí, los Reds debían jugar cuatro partidos más e incluso, podían permitirse dejar alguno que otro punto en el camino, sin embargo, la derrota ante un Chelsea, que prácticamente se despedía de la liga jugando con algunos suplentes, fue un golpe psicológico muy fuerte, del cual ya no se repondrían, la cúspide se dio cuando el Crystal Palace le arrancó un empate que rompió todas las quinielas, los resultados estaban puesto para que los de Manchester se recuperaran y levantaran el título, situación bien aprovechada que culminó el pasado domingo, la «Diosa Fortuna» eligió nuevamente al City para beneficiarle con un título más.