Se ha ido Lopetegui del Real Madrid, un técnico que sufrió desde el momento de su contratación, ya que fue despedido de la Selección Española, incluso, antes de comenzar el Mundial de Rusia 2018, lo cual trajo consecuencias desastrosas en la Furia Roja, eliminada por el local en octavos de final.

Se veía al inicio de su gestión, que le estaba dando un buen rumbo al cuadro merengue, aún después de la dolorosa derrota sufrida en la Supercopa de Europa ante Atlético de Madrid, el equipo de Lopetegui logró cinco victorias, cuatro en la Liga y una en la Champions League al golear al AS Roma; además de un empate ante Athletic Club.

Sin embargo, todo cambiaría poco después de la premiación de The Best, donde Modrić fue elegido como el mejor del orbe; ya que sería goleado por Sevilla y sólo sacó un empate sin goles en casa ante Atlético de Madrid, duelo donde debutó Vinicius Jr.

La crisis se extendía a cuatro partidos sin marcar gol, incluyendo una derrota en la competición del Real Madrid, la Champions League, y peor porque fue ante CSKA Moskva, un equipo que no se veía complicado; sumado a ello perder ante Alavés y en casa con Levante, además de no poder golear en el Bernabéu al Viktoria Plzen, finalizando la era Lopetegui con una tremenda goliza propinada por Barcelona, con triplete de Luis Suárez y sin la presencia de Messi.

Un cambio en el banquillo era inminente y se recurrió a una vieja fórmula: se trajo desde Real Madrid Castilla a Santiago Solari, quien sólo fungiría como interino, ante la inminente llegada de Conte con quien fallaron las negociaciones por miedo a su hambre de poder absoluto y con elecciones presidenciales en el club merengue en el próximo año; además, tampoco se trajo a Roberto Martínez, seleccionador belga.

Pero ¿Cuáles fueron las claves de que Solari mejorara el rendimiento del Real Madrid?

Confianza en los jóvenes

No sólo ante Melilla, un encuentro de la Copa del Rey, la cual sirve para probar nuevos talentos por parte de los equipos grandes, donde Vinicius tomó las riendas del ataque con asistencias y en donde también participó Odriozola; sino también ante Viktoria Plzen, duelo en el cual, Solari llegó a jugar con una defensa totalmente nueva conformada por Javi Sánchez, Nacho (el de mayor experiencia), Odriozola y Reguilón; ante las lesiones de Marcelo, Varane y Carvajal y la indisciplina de la casi tarjeta roja por codazo de Ramos.

Factor Courtois

A gran parte del madridismo le duele la suplencia de Navas, sobre todo porque fue un pilar en la consecución del tricampeonato de la Champions League, sin embargo, no hay que olvidar que aunque es un gran portero, también tuvo errores en La Liga pasada, y aunque tuvo un buen inicio, era cuestión de tiempo para que por influencia de Florentino y pese a algunas malas actuaciones del belga, Solari decidió ya no alternar la portería merengue y se decidió en utilizar un solo arquero tanto para Liga como para Champions, quizá está decisión le dé más regularidad en cuanto a defensiva al cuadro del Bernabéu, teniendo así, a Courtois como el titular indiscutible.

Vinicius, un jugador con hambre

Desde los cinco minutos jugados contra Atlético, con Lopetegui en el banco, Vinicius ya pedía una oportunidad.

En la Copa del Rey fue quien puso la alegría, asistencias y ganas; ante Valladolid, salió de la banca con hambre y coraje para rescatar la temporada a cinco minutos del final, y que será clave para el futuro inmediato, partido en el que brilló también Vázquez.

Además, el brasileño ya debutó en la Champions, donde le puso una buena asistencia a Kroos para un golazo ante un débil Viktoria Plzen. Un jugador que se ha ganado su lugar entre los convocados y que seguirá creciendo en cuanto a experiencia se refiere.

«El Gato» anda suelto

Benzema por fin ha recuperado su olfato goleador, no sólo por ya superar los 200 goles con el club, sino porque tanto contra Viktoria Plzen como Celta de Vigo, ha recuperado su hambre en el campo y lo ha demostrado creando jugadas, haciendo regates y metiendo goles. Enhorabuena por «El Gato».

Por mejorar

Si bien, el club ha ganado confianza por las ganas mostradas y por un vestuario que se ve poco a poco más unido, aún no ha enfrentado a un rival que le exija, lo más cercano a ello fue Celta, pero ninguno ha sido acertado para meter los goles que a veces la defensa del Madrid pide a gritos por sus constantes errores, quizá ello mejore con la posible contratación de Mario Hermoso, defensa zurdo, fuerte y polivalente que podría llegar en enero, debido a las ausencias por lesión en defensa.

Además, poco a poco tanto Asensio como Isco deberán tomar el rol que les corresponde, de echarse el equipo al hombro, tal como ya lo han entendido y están haciendo sus demás compañeros. Sumado a ello, la directiva y el mismo técnico tendrán que charlar seriamente con Ramos, pues a veces se siente intocable y más ante su constante juego sucio que puede perjudicar al equipo en momentos cruciales.

Conclusión

Poco a poco el Madrid se ha ido recuperando, primero con ganas, falta de contundencia del rival y finalmente con un Madrid más sólido en funcionamiento, nivel mostrado ante Celta de Vigo.

Un equipo merengue que vuelve a atacar por las bandas, que recuperó el gol, y que además de las grandes actuaciones de Benzema, Vinicius y compañía, ha sabido confiar en los jóvenes y en los suplentes como Vázquez y Ceballos.

El equipo merengue no se deberá confiar, pues aún no ha tenido un rival poderoso y deberá reforzarse en invierno y traer uno o dos pesos pesados en verano, además de tratar de recuperar a sus jugadores lesionados, a los cuales se sumaron el pasado fin de semana, Casemiro, Reguilón y Nacho.

Finalmente, Solari ha conseguido ser el técnico definitivo del Madrid, no sólo por poner al fichaje de Florentino como indiscutible, Courtois, sino por saber administrar un vestuario, algo que sin duda, fue una cualidad que heredó de otro héroe surgido del Castilla: Zinedine Zidane.