Semifinal Copa Mx con muchas ausencias.

Una final adelantada como éstas no debe ser ignorada, incluso por aquellos que demeritan el grandioso espectáculo de las Noches Mágicas de la Copa MX.

Desgraciadamente para ambos equipos y la afición, este partido llega en una Fecha FIFA, mermando fuertemente los planteles de Águilas y Rayados.

Por Monterrey no veremos a César Montes, Avilés Hurtado, John Stefan Medina y Carlos Sánchez; del lado americanista las bajas son Agustín Marchesín, Oribe Peralta, Édson Álvarez, Mateus Uribe y Renato Ibarra. En primera instancia se podría asumir que las bajas de las Águilas son más importantes, y se haría bien.

Mejor plantel

Rayados tiene muchas variantes; todos sabemos que en la Sultana está el dinero y los equipos más fuertemente armados, independientemente de sus resultados.

Con todo y el peso que conllevan sus ausencias, todavía quedan figurones como Rogelio Funes Mori, Jose María Basanta, Neri Cardozo, Dorlan Pabón y muchos más.

Por América destacan Silvio Romero, Carlos Darwin Quintero, Paul Aguilar y Cecilio Domínguez, que desde aquel partido contra Pumas no ha vuelto a hacer gran cosa. Es eso, o Diego Lainez vuelve a salir a brillar como en el Mundial Sub 17…

Estadio BBVA Bancomer

Poco se tiene que decir sobre la afición de Rayados que no se haya repetido mil veces ya, el estadio pesa, la gente pesa y siempre está, el clima pesa, hasta el Cerro de la Silla tiene algo ahí que parece educar a los visitantes.

La última vez que Monterrey perdió en casa fue en la Liguilla pasada, cuando el odiado y felino rival de la ciudad se llevó un dolorosísimo 0-2 que terminó por sentenciar la eliminatoria.

Al respecto de América, la situación de visitante tampoco es desfavorable; las Águilas han ganado cinco de nueve visitas este Apertura en Liga, y en Copa llevan dos de dos.

Pero cuando visitaron el BBVA Bancomer salieron con un 2-0.

¿Factor Mohamed?

Miguel Herrera, Antonio Mohamed. Ambos campeones con América, ambos subcampeones con Monterrey. Figuras de los legendarios Toros Neza, etc etc. La historia de ambos va de la mano.

Mano a mano. ¿Quién es mejor? Difícil de decidir.

Mohamed tiene una Liga con Tijuana y una con América, además de una Sudamericana con Independiente; Piojo tiene una Liga con América y una muy escandalosa Copa Oro con el Tri.

Miguel comenzó como técnico en 2002, ha pasado por Atlante, Monterrey, Veracruz, UAG, Atlante otra vez, América, Selección Nacional de México, Tijuana y de vuelta a Coapa.

Antonio ha comenzó con Zacatepec en 2003, y de ahí un festival por Morelia, Querétaro, Huracán, Chiapas, de vuelta al Globo, Veracruz, Colón, Independiente, Tijuana, otra vuelta a Huracán, América y ahora Monterrey.

Cuestión de gustos. Ligera ventaja del Turco. Más títulos, más experiencia internacional, más clase, mejores lentes. (?)

Contundencia en el campo

Si algo caracteriza a los Rayados es la definición en el área, con un matón como Funes Mori y los creadores que siempre le rodean, ni Marchesín ni nadie pueden hacer algo en sus mejores tardes.

Buen balance en la parte trasera y media, cuestiones innegables, pero todos sabemos que el poder ofensivo envidiable es donde está la fuerza del equipo. ¿Oscar Jiménez? ¿Luis Pineda? ¿Jonathan León? Parece que sin Agustín Marchesín las cosas se sufrirán en la portería americanista.

Si el América pretende frenar a Monterrey, tendrán que pararse muy bien atrás y esperar contragolpes, cosa que los mismos Rayados sabrán frenar con la gran experiencia de su saga.

Hegemonia regia

Lo mostrado en los últimos años y sobretodo en este torneo no es casualidad, el fútbol mexicano está en el norte.

Estamos cerca del primero de tres Clásicos Regios. ¿Por qué tres? Porque todo indica que la final soñada en Monterrey por fin se dará este año (si no se duermen en soberbia y malos manejos de partido).

No nos sorprenda que tanto en Liga veamos a Tigres y Rayados disputar el título, como en Copa La Pandilla se lleve la final en casa frente a Xolos o Tuzos.

La contundencia, los planteles, los experimentados Directores Técnicos, el presente en general: este es el torneo de Monterrey, y ni América ni Santander podrán frenarlo.