Se consiguió la final soñada: América y Cruz Azul se verán las caras en el Torneo Apertura 2018; será la sexta vez que se midan en una Liguilla desde el inicio de los torneos cortos. Hay un claro favorito: los números son abrumadoramente favorables para el cuadro de Coapa, comprobemos.

Desde el Invierno 96 (cuando se abandona el formato de torneo largo), Cruz Azul ha disputado seis finales y América siete; la Máquina sólo ha ganado una y las Águilas cuatro.

De las cinco ocasiones que ambos cuadros han chocado en Liguilla, Amé6rica ha ganado en tres; Cruz Azul sólo se pudo llevar un encuentro. Se registra un empate, pero como avanzó América, lo contamos como victoria azulcrema.

Una mejor racha para América

Los de “El Piojo” Herrera han ganado cinco de sus últimos diez encuentros; Cruz Azul seis de su última decena. Pero América no ha perdido en ese lapso, mientras que la Máquina registra una derrota.

América puede presumir que terminó el torneo regular como la mejor ofensiva con 33 goles, uno más que Tigres, mientras que Cruz Azul fue el quinto cuadro más goleador empatado con Pachuca con 26 anotaciones.

Cruz Azul podría presumir que fue la mejor defensiva del torneo regular con 13 goles permitidos, pero América fue la segunda mejor con sólo 17 anotaciones recibidas. Hay más equilibrio en Coapa.

El primer encuentro en Liguilla entre estos dos equipos durante la era de torneos cortos ocurrió en el Verano 98, donde Cruz Azul terminó en tercer lugar y América en sexto. Con un marcador global de 3-2, las Águilas pasaron a la semifinal que después perderían ante Toluca.

En el Invierno 99 se dio el segundo Clásico Joven de la Liguilla tal y como hoy la conocemos. Esa fue la última y única vez que Cruz Azul pudo vencer al odiado rival en la fiesta grande.

La Máquina llegó como la mejor defensiva del torneo empatado con Atlas, ambos permitieron 16 goles; aquello fue crucial pues con marcador global de 2-1, América quedó eliminado.

Cruz Azul acumula menos victorias

Tomando en cuenta partidos tanto de liga, copa y liguilla, Cruz Azul y América han disputado 57 partidos, de los cuales el cuadro Azulcrema se ha llevado 24 y la Máquina 15.

Por si fuera poco, la última victoria cruzazulina en un Clásico Joven ocurrió hace cuatro años, en el Apertura 2014; desde entonces se han disputado 11 juegos entre ambos, en los que América ha ganado siete. Si eso no es paternidad, ¿entonces qué lo es?

Bien dicen que esta final no es entre América contra Cruz Azul; es entre la Máquina contra la Máquina, pues los vientos soplan claramente a favor de América por absolutamente todos los frentes. Que la humanidad alce sus brazos al cielo y esperemos el milagro.