rafa marquezCuando pensábamos que se dirigía hacia el final de su exitosa carrera, a todos sorprendió el regreso de Rafael Márquez Álvarez al fútbol europeo, llegar es difícil, volver con esa calidad más. Los reflectores estaban en Raúl Jiménez, Marco Fabián e incluso Alan Pulido todos ellos con grandes carreras por delante pero Rafa con sus 35 años recibe una oferta de Italia y decide regresar al viejo continente donde vivió grandes glorias, Rafa es un grande, es un gigante, resurgió de las cenizas como el ave fénix.

Que mejor lugar para jugar para un defensa que Italia. El futbol italiano es históricamente defensivo, a veces poco vistoso, muy táctico de grandes estrategias. El Hellas Verona no es ni será un equipo importante en el “Calcio” italiano pero es parte de una de las mejores ligas en Europa. Ahí tendrá de rivales a equipos como Juventus, Inter y AC Milán un mundo de diferencia con Tijuana, América o Chivas. Probablemente Rafa se quedó con la espina de jugar en Italia, ahora en el ocaso de su carrera se le presenta la oportunidad y no dudó en emigrar. ¿Retirarse en México o en Europa?, el zamorano decidió por el viejo continente.

Rafa lo ha ganado todo en lo que a clubes se refiere con el mismísimo Barcelona, el mejor de toda su historia y uno de los mejores equipos en la historia del deporte. Con los culés jugó a lado de Messi, Puyol, Ronaldinho, Davids, Xavi, Iniesta, Cocu, Saviola, Kluivert, Overmars, Etoo, Deco, Larsson, Henry entre otros grandes; antes fue campeón en Mónaco y subcampeón en el Atlas en México. Al terminar su estancia en el Barcelona decidió jugar en el New York Red Bulls de la MLS donde tuvo un paso muy discreto. Regresó a México con el León donde en un principio decepcionó y ya se le quería incluso retirar pero poco a poco fue gustando hasta retomar el buen nivel que lo regresó a la selección mexicana y donde recuperó la capitanía y liderazgo que ya le conocíamos, nivel que le hizo levantar el trofeo mexicano en dos ocasiones.

A diferencia de cuando llegó a Mónaco y a Barcelona en esta ocasión Rafa no tiene que demostrar nada a nadie, todo está ya dicho por el zaguero mexicano, pocos ostentan el curriculum del michoacano. Algunos consideran que Márquez ha recuperado el nivel de antes pero creo que lo ha superado. Por supuesto que el tiempo hace sus estragos, ya no es el mismo de hace 10 años cuando tenía velocidad y podía marcar a cualquiera, ahora eso que perdió es compensado por la experiencia adquirida en su carrera y ese colmillo del que todo mexicano presume.

En Italia le espera una campaña muy dura con su equipo el Hellas Verona, un equipo que siempre está en la lucha por no descender. Su larga historia presume un solo scudetto en la temporada 84/85 pero ha sufrido más penas que glorias, 46 temporadas en Serie B y 25 en la máxima categoría. Serán muchas semanas de angustia para el equipo veronés pero eso lo convierte en un gran reto para Rafa.

Podrá ser muy criticado por dejar un equipo bicampeón como el León y llegar a uno de media tabla para abajo como el Verona pero a Rafa no se le puede recriminar nada, tal vez el quiera terminar sus días como futbolista en una liga tan importante como la italiana o quiera disfrutar por un tiempo de la campiña italiana. Pase lo que pase le deseamos el mejor de los éxitos y le agradecemos todas las satisfacciones que nos ha dado.

Contacto

Twitter: @sergiotrevino9