El acérrimo rival de la selección mexicana, aunque es un hecho que todos quieren ganarle a México, nadie se lo toma tan a pecho como la selección de las barras y las estrellas.

En los años 90’s cualquiera pudo haber pensaso «¿Estados Unidos? Van a venir a querer batear el balón o lanzarlo con la mano para llegar a linea de fondo y hacer touchdown» pero la realidad es diferente.

Cada paso que Estados Unidos da en el fútbol, es grande, más grande del que cualquiera quisiera imaginar. Así, a pasos grandes como una liga competitiva, llenos en eliminatorias y figuras de talla mundial es como la MLS está mejorando las entradas y obteniendo su púbico.