Poker de figuras

Michael Arroyo (América)

Captura-de-pantalla-2016-03-29-a-las-17

El mediocampista del Club América fue el arma secreta de su Director Técnico durante el semestre, siendo el cobrador oficial de tiros libres y penales. Sus goles le ayudaron al club a llegar lejos en todos los torneos que disputó, por lo tanto, que a nadie le sorprenda si Gustavo Quinteros lo deja en el banquillo y lo utiliza como revulsivo en caso de emergencia.

Jefferson Montero (Swansea City)

jeff-montero

Es verdad, ha tenido un semestre muy complicado en el Swansea, en especial, porque no contaba con la confianza de su Director Técnico, quien afirmaba le hacía falta «labor defensiva» algo que es muy necesario cuando estás jugando en la Premier League. A pesar de todo, el extremo logró asentarse y tener un buen cierre de campaña con el equipo galés y ahora busca aportar con su Selección. Montero es un jugador muy veloz, de esos extremos que son casi imposibles de vencer en el mano a mano, el único inconvenientes es que a veces no toma de la mejor decisión al llegar a línea final, pero siempre es peligroso.

Antonio Valencia (Manchester United)

5617255300f58

Aquí tenemos a la máxima figura del futbol ecuatoriano en la actualidad y uno de los más seguidos. El jugador del Manchester United se ha tenido que adaptar a lo que los red devils han querido, ya que no olvidemos que éste llegó al club como el heredero del puesto de Cristiano Ronaldo, sin embargo, a causa de ciertas circunstancias, terminó jugando como lateral derecho. La realidad es que «toño» es un medio ofensivo que sabe llegar a línea de fondo y habilitar a los compañeros que tiene en el área, además, cuenta con un cañón muy potente para disparos de media distancia.

Énner Valencia (West Ham)

enner_valencia-ecuador-mexico

Este es un viejo conocido del fútbol mexicano, aquel que después del fugaz paso por el Pachuca se fue a Europa en un transfer muy bien pagado. A pesar de tener un año irregular con el West Ham, el ecuatoriano posee un talento enorme, además de la velocidad endemoniada y contundencia de su ADN goleador. Por lo pronto, veremos a Énner ser la pesadilla de las defensivas rivales, en especial al contragolpe, además, no olvidemos que su futuro europeo está en el aire y deberá mostrarse para conseguir un mejor contrato o cambiar de aires.