La Defensiva

Lo malo

438 yardas del contrario y 31 yardas por castigo fue lo que en esta ocasión permitió la defensiva de Dallas, que no entendió en ningún momento cómo frenar a la ofensiva de Atlanta, en esta ocasión no pudieron dejan en “cero” al rival en ningún cuarto, ese fue el motivo suficiente para poder levantar el ataque de un Julio Jones que salió inspirado la segunda mitad y que despedazó a los profundos, con 12 recepciones para 164 yardas en uno de ellos, el más largo del partido de 45 yardas y que terminó en las diagonales, el cual sirvió para empezar la remontada.

Por tierra ni hablemos, 158 yardas y una de ellas en 3er. down. Dejaron a Ryan correr 18 yardas para seguir con el avance y sólo pudieron detenerlo en una ocasión, ya en las semanas anteriores hablábamos de la presión que deben ejercer al mariscal de campo y que en esta ocasión tampoco llegó.

Se dejó ir una ventaja de 14 puntos en 3 ocasiones (14-0, 21-7, 28-14) durante la primera mitad y permitir tantas yardas en la segunda mitad les costó el partido.

Lo Bueno

Lo único rescatable en esta ocasión, fue la primer mitad, debido a que Ryan tuvo problemas al entender las rutas de sus receptores, la defensiva se veía concentrada y se comportó a la altura en las apariciones que tuvo en el primer cuarto.