La ofensiva

ARLINGTON, TX - SEPTEMBER 27: Brandon Weeden #3 of the Dallas Cowboys sits on the bench with Tony Romo #9 of the Dallas Cowboys in the final second of the fourth quarter against the Atlanta Falcons at AT&T Stadium on September 27, 2015 in Arlington, Texas. (Photo by Tom Pennington/Getty Images) ORG XMIT: 567075937 ORIG FILE ID: 490327288

Lo malo

En 5 semanas que llevamos de temporada, el ataque terrestre se puede definir con una sola palabra “grosero”.

Por 2da. vez en toda la temporada, Dallas logró, lastimosamente, rebasar las 100 yardas por tierra y se tuvieron que hacer 20 acarreos para lograrlo y eso que 3 de ellos fueron de Weeden, que por fin se animó a salir de bolsa y corrió para 11 yardas, obteniendo así, un 1er Down, de ahí en fuera, la historia de todas las semanas anteriores ha sido la misma.

McFadden tiene más recepciones que intentos de carrera y en ninguno de los departamentos puede presumir de una anotación, de los corredores del equipo no se ve a alguien que quiera echarse las jugadas al hombro y tomar la iniciativa para poder trascender.

Weeden parece que cada partido lo hace peor, en esta ocasión tuvo pésimas decisiones en zona roja y la intercepción en el último cuarto fue un motivo más para que el equipo siguiera sumergido en un bache, del cual, parece sólo podrá salir hasta la semana 11, cuando regrese Romo.

Se sigue sin poder capitalizar de a 7 puntos esos avances que sólo con anotaciones pueden considerarse buenos, porque si no reflejan puntos en el marcador, no valen nada, de estadísticas no se gana un partido.

Lo Bueno

Esta semana, lo único rescatable, fue la lucha y entrega que muestran los receptores, Beasley, Witten y Williams hacen hasta lo imposible por intentar ganar los partidos y al parecer, son los únicos jugadores de la ofensiva que quieren mantener a los Cowboys en la pelea para playoffs.