1400967631_extras_portadilla_0

24 de Mayo del 2014, todo el mundo estaba expectante, algunos frustrados y muchos otros al borde del llanto, nadie respiraba, se marcó un tiro de esquina al minuto 93 de aquella final, con un cabezazo seco de Sergio Ramos el partido se empataba, la alegría era incomparable, llegaron los tiempos extras y todos ya conocemos la historia, el Real Madrid aplastó al Atlético y fue campeón de lo que hasta ese momento parecía imposible, la décima había llegado, aquel anhelo para los madridistas ya era una realidad, una vez más podrían presumir ser el mejor equipo del mundo.
Pasó el Mundial de Brasil y el 12 de Agosto se lograba un título más, se ganó la Supercopa de Europa al Sevilla, los refuerzos que habían llegado al equipo blanco parecían los ideales y nadie criticaba nada, todo era perfecto para la institución.