(Photo by Hector Vivas/Getty Images)

Tiempo de cerrar el torneo mexicano de futbol y una vez más Cruz Azul está entre la línea de vida o muerte por clasificar a liguilla, algo que no consigue desde hace tres años y que podría extenderse de no hacerlo esta temporada, sobre todo por el momento negativo que atraviesa. Veamos qué tantas chances tiene de lograr meterse a la fiesta grande.

El partido clave

En este momento Cruz Azul es octavo a falta de tres jornadas. Ahora más que nunca debe olvidarse de sus tropiezos y enfocarse en lo que viene. Sé que no es tan fácil superar tremendas derrotas de manera consecutiva, pero tiene que hacerlo a la voz de ya y cambiar el chip a modo ganar o irse a casa, pues prácticamente todos los partidos que jueguen serán como una final.

Para el duelo contra Tigres deben aprovechar su condición de local, pues si bien la Máquina no figura entre los mejores anfitriones del certamen, tampoco es que le haya ido tan mal ya que en el Azul sólo perdió el clásico joven frente al América. Así que contra los felinos de Tuca Ferretti tendrá que hacer pesar sí o sí su estadio porque los regios le tienen tomada la medida a los capitalinos. En los últimos 10 encuentros el saldo es de seis victorias para los del Volcán, un triunfo para los celestes y tres empates. La última ocasión que se enfrentaron dividieron puntos con marcador a cero. Sin duda es el duelo más importante para Cruz Azul por la calidad del rival y porque marcará prácticamente su clasificación.

Si sacan los tres puntos, el envión anímico que tendrían los pondría de lleno en la liguilla, por el contrario, una derrota hundiría sus aspiraciones. Un empate los mantendría con vida, pero con más incertidumbre.

Visitarán Morelia

Una de las barreras con las que tiene que lidiar la Máquina, por decirle de algún modo, es contra Monarcas al próxima semana. El equipo purépecha ha mantenido una paternidad en casa contra Cruz Azul que amenaza con llegar a los diez años, pues la última vez que Cruz Azul venció a Morelia de visitante fue en 2009. Desde entonces todo ha sido un calvario para los celestes cada que pisan el césped del Morelos, incluida la polémica eliminación de semifinales en 2011 con todo y trifulca.

Son seis derrotas y cinco empates los que acumula Cruz Azul como visitante frente a Monarcas y si quiere cortar la racha deberá jugar al 110 por ciento porque la monarquía atraviesa un buen momento de la mano de Roberto Hernández al marchar cuartos de la general y situarse dentro de los mejores locales del torneo. Por ello la exigencia máxima para los azules en este compromiso que bien podría acercarlos a liguilla o poner el último clavo a su ataúd, todo dependerá de cómo lleguen tras el resultado con Tigres.

El último juego

Aquí se decide todo para los cementeros. El último duelo como locales en la cancha del Estadio Azul, mejor escenario imposible para lo que podría ser su despedida del Apertura 2017 o el regreso a una Liguilla. Y es que el rival se presta a modo de consuelo o de trampolín para la Máquina, porque frente a Veracruz han establecido un dominio muy claro en la capital donde los jarochos no ganan desde 2003.

Así que con una victoria, merced de lo hecho en los dos encuentros anteriores, podrían estar sellando su pase a liguilla o dejar el inmueble que los acogió durante más de veinte años con un amargo adiós. El objetivo es claro: ganar tres de tres para asegurar su boleto y no depender de otros resultados o combinaciones al final, ya que sus más cercanos perseguidores como Atlas, Xolos y Pachuca están al acecho y podrían arrebatarles el lugar.

Pronóstico Gurú: Empate frente a Tigres. Derrota en Morelia y Victoria ante Veracruz.
Califica a Liguilla en séptimo puesto