chaco3El título de ésta previa pudo ser «Cruz Azul: por el bicampeonato». La Máquina se quedó a minutos de acabar con cualquier tipo de maldiciones y levantar los títulos de copa y liga. El repunte que tuvieron los cementeros tras conseguir la Copa MX fue impresionante.

Para muchos, Guillermo Vázquez no tendría que seguir al frente del conjunto celeste por el planteamiento timorato que mostró en la Final de vuelta. Sin embargo, todo le había salido bien. Sus dirigidos habían aguantado perfectamente el gol de ventaja. Lo que sucedió es una de esas cosas inexplicables que pasan en el futbol.