neymar_copa_confederaciones_15jun2013

El único hombre capaz de hacer sonreír a Brasil en medio de un conflicto social tiene nombre, Neymar da Silva Santos Júnior. Uno se pone a pensar cómo es posible que un futbolista de escasos 21 años tenga la capacidad de cargar con la presión de todo un país en sus hombros.

Le pese a quien le pese, por ahora, Neymar es  la respuesta a todas las cosas buenas que le pasan a la «canarinha». El delantero de metro setenta y cinco llegó para hacer sonreír al pueblo brasileño.