GENIO Y FIGURA

Festejo con Isaac Terrazas tras anotarle a Chivas.Cuauhtémoc siempre estuvo y estarán no el ojo del huracán, sus declaraciones seguirán siendo tema de debate, los medios darán sus opiniones, habrá quienes se molesten o alaben sus palabras.

Desde sus enojos hasta sus burlas, la provocación que generaba en sus rivales, y como también lo provocaban quedará en el recuerdo. Sus festejos tan particulares, haciendo menos al rival, insinuando superioridad, con todo eso fue ganando enteros para convertirse en ídolo, no solo americanista, sino un ídolo nacional.