NO: CITA HISTÓRICA

manningbrady-20131125-052208-2

Los reportes dicen que tomará entre 2 y 3 semanas para que Peyton se recupere de sus lesiones, es decir, podría no estar listo para una edición más, y muy posiblemente la última, de la rivalidad Brady-Manning, la cual tendrá lugar el 29 de noviembre. Suponiendo que se recupere a tiempo o que al menos el pie no le afecte tanto como para poder jugar a buen nivel, cabe preguntarse si en verdad Kubiak lo va a dejar en la banca para dicha cita.

Más aún, si la liga querrá que el partido estelar de esa semana se lleve a cabo con Brady en el campo y Manning siendo tomado por las cámaras cada que Osweiler cometa un acierto o error. Independientemente del rating y publicidad, es algo que seguramente Peyton no va a querer perderse y va a presionar por jugar. El mejor escenario es que Osweiler no dé el ancho y recurran a él en menos de una semana. El peor sería el caso contrario y que Osweiler se vea listo para un examen mayor como serían los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Al final, creo que perderse esta cita va a ser algo que pesará en el legado de Kubiak, y dado el rival, tal vez lo mejor sea tener a Manning, siempre y cuando esté sano, en el campo y, repito, con un paquete ofensivo que no lo exponga tanto.