Hay jugadores que pasan a la historia por su gran nivel mostrado durante toda su carrera. Otros, aún mejores, que consideramos estar dentro del grupo elite de todos los tiempos.

Sin embargo, hay muy pocos que marcan una época y cambian el rumbo de la NFL.

En 1981, la liga recibió a un novato con un talento y combinación de velocidad y fuerza nunca antes vistos.

Con 9.5 sacks, se convirtió en el único jugador de la historia en ser nombrado Novato Defensivo del Año, Mejor Defensivo del Año, Selección de Pro Bowl y Selección All Pro en una temporada.

Actualmente, solo él y J.J. Watt han recibido el premio como Mejor Defensivo del Año en tres ocasiones.

Podríamos escribir una columna entera de los récords de Lawrence Taylor, pero, al hacerlo, perderíamos lo mas importante de su carrera, la forma en la que la liga evolucionó gracias a él.

En 1976 y 1977, la NFL adoptó una serie de reglas a favor del juego ofensivo, especialmente en pro del ataque aéreo. Coaches como Bill Walsh, surgieron bajo la premisa de lanzar el balón mas que correrlo y, con ello, mantener la posesión y el ritmo de juego.

Las defensivas, las cuales estaban diseñadas para detener la carrera primordialmente, sufrieron considerablemente a finales de esta década e inicios de los 80’s.

El timing no pudo ser mejor para la llegada de Lawrence.

Previo a su llegada, no era común encontrar linebackers de su tamaño (1.90m, 111kg). Mucho menos, con velocidad de safety. Por el otro lado, en los sistemas ofensivos, los corredores estaban a cargo de bloquear cualquier blitz (linebackers).

 ¿Quién mejor que Bill Belichick para encontrar una debilidad ofensiva y explotarla?

El entonces Coordinador Defensivo de los New York Giants, destrozó a la liga ganando dos Super Bowls mediante la perfecta implementación de la defensiva 3-4 la cual tomaba ventaja de la habilidad superior de Taylor usándolo en blitz del lado “ciego” del quarterback.

La NFL nunca volvió a ser la misma.

En respuesta, los tackles ofensivos se convirtieron en la posición mas importante después del quarterback. En los 70’s, el promedio de tamaño de estos jugadores era 1.90m de altura y 105 kg de peso. En los 80’s, su promedio aumentó a 1.93m y 123kg. En los 90’s, ya promediaban 1.94m y 136kg.

Hoy, siguen siendo la segunda posición mejor pagada en promedio.

En el Hall of Fame, la liga reconoce a los mejores de todos los tiempos y los convierte en inmortales leyendas. Técnicamente, no se puede contar la historia de la NFL sin mencionar a estos jugadores.

Sin embargo, dentro de ellos, hay un grupo aun mas selecto. Un grupo de jugadores como Lawrence Taylor, que no solamente escriben historia sino la transforman.

Esta semana, se retiró un miembro de este grupo.

Hoy, en nuestro Desahogo NFL, el retiro de Darrelle Revis y el legado que dejó en la liga, el contrato que lleva un significado mas grande de lo que pensamos y, tristemente, el inesperado fallecimiento de un gran coach y mejor persona.

joker-here-we-go-gif-3

 

Darrelle Revis y la transformación defensiva de la NFL

Cuando Revis sea seleccionado al Hall of Fame, será el cornerback con menor número de intercepciones (29) en dicho grupo. Después de todo, quizá esta sea su mejor estadística y la representación perfecta de su carrera.

Revisemos su temporada 2006, la mejor para él y muy probablemente la mejor registrada para un cornerback.

VS Darrelle Revis
WR Recepciones Yardas
Andre Johnson 4 35
Randy Moss 4 24
Terrell Owens 3 13
Marques Colston 2 33
Steve Smith 1 5
Chad Johnson 2 28
Reggie Wayne 3 55

Tres años después, seguía siendo el mejor en su posición:

Darrelle Revis 2009 (111 Targets hacia él)
Recepciones permitidas 41 Mejor de la NFL
Yardas permitidas 425 Mejor de la NFL
Pases bloqueados 23 Mejor de la NFL

Revis es el responsable del término “shutdown corner”. Los equipos, incluyendo los Colts de Peyton Manning, ignoraban por completo la mitad del campo en donde Revis se posicionaba. Simplemente era inútil intentar atacarlo.

Jugadores como Richard Sherman, Nmadi Asomugha, Josh Gordon llegaron a la liga gracias a él.

Las defensivas, finalmente, encontraron una forma para detener a las ofensivas aéreas que explotaron a inicios de la década pasada. Con un jugador como Revis, que anulaba al mejor receptor, las defensivas pudieron ser mucho mas agresivas en sus esquemas para presionar al quarterback sin tener que arriesgar sus coberturas profundas en las que ayudan los safeties.

Al igual que con Lawrence, con Revis la NFL se transformó.

En el periodo 2001-2009, los salarios para los cornerbacks aumentaron 138%. Ni siquiera Amazon incrementó a esa velocidad.

Actualmente, trece cornerbacks tienen contratos que superan los diez millones anuales.

Revis, en su carrera de once años, registró $155M USD en contratos, mas que ningún otro jugador excluyendo a los quarterbacks en dicho periodo.

No hay ninguna duda del inmenso impacto que tuvo Darrelle Revis, tanto dentro del campo como en la forma de negociar sus contratos.

Por siempre, será recordado como aquél cornerback que eliminaba medio campo, que neutralizaba a los mejores receptores, que, por su valor, forzaba a los dueños a pagarle la cantidad que quería y, sobretodo, por jugadas como esta:

El dignificado del contrato de Brandin Cooks

En el “to-do list” de los Rams, el contrato Brandin Cooks ni siquiera aparecía.

Su mejor defensivo, Aaron Donald, no se ha presentado a entrenar en busca de un nuevo contrato. LaMarcus Joyner, su segundo mejor, jugará bajo el frachise tag lo que muy probablemente significa que será su ultimo año en Los Angeles. Todd Gurley y Marcus Peters entrarán la siguiente temporada a su último año bajo sus contratos de novatos. Aquib Talib cumplirá 33 años en febrero y Andrew Whitworth, su mejor liniero ofensivo, tendrá 37 esta temporada.

¿Qué demonios hacen firmando a Cooks por cinco años, $80M USD y $20.5M garantizados cuando aun tenia un año en su contrato proveniente de New England?

Esto es como ir al cine cuando no hay leche en la casa.

El culpable en esta historia son los Kansas City Chiefs, quienes decidieron elevar el mercado de los receptores con el patético contrato a Sammy Watkins el cual promedia $16M USD al año, justo como el que recibió Cooks.

Watkins se convirtió en el cuarto receptor mejor pagado sin ni siquiera estar cerca de dicho nivel. Jugadores como Julio Jones y A.J. Green ahora están por debajo de él en ingresos.

Veamos, la temporada pasada, Watkins registró 593 yardas mientras que Jones y Green promediaron 1,261.

El 2015 ha sido la única temporada para Watkins con mas de 1,000 yardas. Jones lleva cinco y Green seis en siete temporadas cada uno.

¿De dónde hace sentido ese contrato?

Los Rams, al ver el inmenso valor que tiene Brandin Cooks en su ofensiva por su velocidad, no tuvieron mas remedio que extender sus años de servicio antes de que fuera demasiado tarde, pues el siguiente año, esta posición explotará agresivamente.

Cooks ha superado las 1,000 yardas y los siete touchdowns en sus tres temporadas. La temporada pasada, promedió 16.6 yardas por recepción, séptimo en la NFL.

Los Angeles no tenía este contrato como prioridad en su lista, sin embargo, fue obligado a ponerlo.

R.I.P. TonySparano

Jamás sabemos cuando será nuestro ultimo día. Es una obligación disfrutar todos al máximo.

El domingo, la esposa de Tony Sparano lo encontró inconsciente en la cocina. A sus 59 años, el gran coach murió inesperadamente.

Sparano trabajó para nueve equipos en diecinueve temporadas. Fue Head Coach en Miami del 2008 al 2011 y, como interino, en Oakland en el 2014.

En su mejor año, el 2008, dejó un legado muy especial:

–  Ganó su división con los Dolphins. La única vez en los últimos quince años que no la ha ganado Bill Belichick.

–   Se convirtió en el único coach de la historia en llevar a un equipo a los playoffs después de una temporada en la que solamente habían ganado un juego.

–  En la semana 3,  Sparano fue el responsable de reintroducir la formación Wild Cat en la NFL sorprendiendo a New England. Ganó el juego 38-13

Tony Sparano tenía dos temporadas como asistente en Minnesota. Por siempre será recordado.

Pensamientos Random

–       Los comentarios de Richard Sherman, al criticar a los Seahawks y decir que fueron errores en la administración la que llevó a su desintegración a la defensiva, son tremendamente inoportunos y lo que menos necesita su actual equipo, San Francisco, antes de iniciar la temporada. Quieres ver a un equipo motivado para jugar contra ti…habla mal de él.

–        Los reportes hablan de que Le’Veon Bell rechazó una oferta por cinco años y setenta millones de dólares por parte de los Steelers. Esta es una prueba mas de lo engañoso y falso que puede ser el internet en estos tiempos. Solamente diez millones estaban garantizados. He ahí el porque no lo aceptó.

–       Gracias a que los Green Bay Packers son una franquicia pública, podemos tener una idea del ingreso que tiene la NFL cada año. Esta semana, proyectando el ingreso e los Pakcers, la liga reportó $8.1 MIL MILLONES de ingreso solamente proveniente de Estados Unidos, un incremento considerable con respecto a los $7.8 mil millones del año anterior. Esto no significa que la liga no esté viviendo tiempos difíciles con controversias como el himno y el cambio de reglas. Estos resultados son efectos de años pasados de crecimiento. Los dueños siempre toman decisiones con un horizonte de cinco a diez años. Esa ha sido su virtud mas grande que los ha separado de otras ligas.

Predicciones sin pensar

–       Le’Veon Bell jugará con Green Bay la siguiente temporada. ¡Imaginen a Aaron Rodgers con esta arma durante los últimos cinco años de su carrera! 

Desahogo Trascendental 

Después de ver el documental “The Magic Pill”, es claro que la industria alimenticia nos ha engañado por años.

La avaricia y el egoísmo, representado por las empresas mas grandes, ha provocado, desde la década de los sesentas, que no tengamos la información correcta sobre la nutrición que necesitamos y, mucho mas grave, que nuestros cuerpos desarrollen enfermedades nunca experimentadas anteriormente.

En este tema, surge una duda importante relacionada con la NFL.

A raíz de los estudios sobre el efecto que tienen las conmociones cerebrales en los jugadores, la liga se ha visto obligada a; pagar multas que exceden los mil millones de dólares, invertir fuertemente en la medicina relacionada y cambiar agresivamente sus reglas de juego para tratar de mitigar el problema.

El problema grave no fue tanto el hecho de que el deporte conlleva un riesgo importante de lesión, sino el hecho de que la liga, presuntamente, tenía información relacionada y decidió no comunicarla apropiadamente.

En otras palabras, todo jugador es responsable del riesgo que toma, siempre y cuando lo conozca. Esconderlo es el delito.

La NFL genera alrededor de dieciséis mil millones de dólares al año. Aunque parecería ser mucho, si lo comparamos con empresas alimenticias como Coca-Cola, que genera el doble, encontramos que esta muy lejos de ser de las empresas mas grandes del mundo. Mucho menos de las mas importantes socialmente.

Esto genera una pregunta importante; ¿por qué no hemos castigado a estos monstros alimenticios que le han hecho y le siguen haciendo mucho mas daño a la sociedad?

¿En verdad vamos a creer que Marinela o Kellogg’s no conoce de los efectos graves que tiene el abuso en el consumo del azúcar, lo cual, es ingrediente primordial en  la mayoría de sus productos?

Una vez mas, el delito es guardar y esconder la información del publico.

La tabla nutrimental que esta atrás de la envoltura no hace el trabajo. Eso sería lo equivalente a que la NFL se hubiera amparado diciendo que, en sus cascos, dice Warning.  

Quizá, la respuesta es la misma y tristemente la hemos sabido siempre. La avaricia y los intereses en estas industrias son mucho mas grande que matar lentamente al mundo.