Quemado

El primero ya cayó. Fue José Guadalupe Cruz; quien tras muy poca planeación, visión y paciencia de la directiva rojinegra, fue cesado de la dirección técnica del Atlas.

Nuestro fútbol se caracteriza por muchas cosas, algunas buenas, algunas malas, algunas simplemente mexicanas: festival de idas y venidas de DTs, Directores Deportivos, Franquicias, jugadores en Draft, etc. Aquí lo que abunda es la poca paciencia y el sacar resultados a corto plazo.

Sería prudente darle continuidad a los procesos para eventualmente generar un provecho, por muchos fracasos que en el camino se puedan encontrar (pregúntenle al Inge Rodríguez y Tuca Ferretti).

Así es como veo a los DTs de la Liga Mx para el Clausura 2018.

Los Blindados.

Pase lo que pase, estos técnicos tienen la chamba asegurada. Sus directivas confían en ellos y los respaldarían hasta en ridículos internacionales.

A Ricardo Ferretti no lo saca nadie de Tigres, él se saca solo y cuando él lo decida. El brasileño jamás corrido y nunca desempleado seguirá en San Nicolás hasta nuevo aviso. Tuca tiene la mente en el bicampeonato, pero lo que realmente le urge ganar es la Concachampions.

Otro sin problemas es Miguel Herrera. Piojo sabe lo que es llevar al Ame a la gloria, incluso quedándose a muy poco del bicampeonato. En el Nido conocen que sus procesos, aunque no sean inmediatos, llegarán a rendir frutos; y si no salen campeones este torneo, no ocurrirá nada malo con Miguel.

León confió en Gustavo Díaz para dirigir este proyecto, hasta ahora todo ha salido de maravilla. La Fiera juega bien y gusta, apuntando a mucho más de lo que han generado últimamente. Desde el año pasado ha mostrado cosas buenas, y si se le cae el equipo. tiene asegurado por lo menos empezar un torneo más.

Cruz Azul es incuestionablemente el equipo con más presión en la Liga. Ningún otro club tiene tales traumas como La Máquina. A Pedro Caixinha le darán, yo calculo, dos intentos, máximo tres. Si en esos tres torneos llega a finales se le puede extender, pero él ya debe saber que no será nada fácil durar en La Noria.

Sin problemas por ahora

Rubén Omar Romano se da una tercera vuelta al Atlas. Los mismos rojinegros saben que ya se equivocaron empezando mal el año y me imagino que la meta del argentino es sacar del descenso a «La Furia», si llega a amarrar un puesto más arriba del 10 será éxito. Igual debe saber que el próximo torneo no serán tan pasivos con él.

Roberto Hernández ha hecho muy bien las cosas con Morelia. Los salvó del descenso en un auténtico milagro en la cancha de Rayados, luego los metió hasta semifinales de Liga y ahora buscará seguir trascendiendo en la historia Monarca. Como tal, no se le exigen títulos pero sí papeles dignos, creo que éstos los puede dar.

Diego Alonso está seguro en Pachuca. Los Tuzos lo quieren y los llevó a esos puestos donde no se aparecían hace buen rato. No sé si los podrá guiar a otro título, pero para animar la Liga sí.

Otro Diego sin muchos problemas es Diego Cocca. Xolos ya no es lo que era, esperemos que él los pueda dirigir a algo mejor. Parece que ya nomás quieren ser cantera del América, «la Perrera» tiene mucho que recuperar.

En este momento el líder es Pumas, no por eso significa que David Patiño tenga su chamba asegurada. El eterno interino del Club Universidad Nacional ya ha sido emocionado en el pasado, y me lo dejan como novia de pueblo. En cualquier momento lo hacen a un lado por la llegada de otro DT. Esperemos que no.

Despedibles

Sabemos que en algunos clubes lo que más les gusta es complicarse la vida.

Enrique Meza es uno de los mejores DTs en la historia, ahora tiene el siempre difícil (casi imposible) reto de llevar a «la Franja» a los puestos altos de la tabla. Hasta ahora lo han hecho bien, y el descenso se ve cada vez más lejano, pero con una racha de tres o cuatro perdidos nadie se sorprendería si le dan cuello al Ojitos.

Necaxa tomó la decisión de regresar a una de sus máximas leyendas noventeras para dirigir a los Rayos. Ignacio Ambriz puede quitarse de encima el pensar en el cociente, pero la meta en Aguascalientes ya es distinta. Si los malos resultados continúan, podrían cesar a Nacho antes de tiempo.

Aunque en este momento está funcionando, Robert Siboldi también reside en uno de esos famosos clubes sin paciencia como es Santos, aunque parece que no tendrá problemas. Lo mostrado en la cancha de los Guerreros convence e ilusiona.

Luis Fernando Tena tiene el control de unos Gallos que parece quieren trascender. Se reforzaron bien y parece haber unión y buen funcionamiento dentro del vestidor. No creo que El Flaco tenga mucha presión por el momento, seguirá.

Se sabe que Guadalajara gana un título cada 10 años, Matías Almeyda ya cumplió, hasta con plus de un par de Copas Mx. El ex River está bien por ahora en Chivas. Aunque bueno, si a Jorgito se le aloca se le aloca y bien.

En llamas

Rafa Puente Jr. es el primero en esta quema. En ocasiones anteriores dije que este galán no tendrá problemas y levantará a Lobos. Me mantengo en la postura, pero eso no hace a un lado que sigue en una posición difícil en el equipo de la BUAP. El Olímpico debe empezar a pesar o las cosas se pondrán mucho peor.

Otro que está a nada del despido es Guillermo Vázquez Jr. A Memo sí que le tocó bailar con la más fea. A Veracruz le encanta despedir técnicos y hacer todo tipo de locuras, y sorprendentemente ya llevan un buen rato en primera, aunque siempre luchando por no irse. Esta vez sí descenderán, y hasta habrá desfile de unos 4 DTs de aquí a la Jornada 17.

Una de las máximas figuras en la historia del Toluca está en Hernán Cristante. El arquero argentino ganó todos los títulos que quiso con los Diablos y será por siempre una leyenda bajo los tres palos del Nemesio Díez. Pero si algo nos ha enseñado la directiva escarlata, es que hasta a sus figuras se les hará a un lado si no dan resultados. Cardozo se fue por la de atrás y todo indica que Hernán se irá igual. Al Toluca le urge la 11, y no haberlo hecho en su Centenario les dolió, y mucho.

En mi opinión la paciencia de Rayados llegó a su fin. Antonio Mohamed ya perdió dos finales con Monterrey, ambas dolorosísimas. La peor derrota en la historia del club, frente al odiado rival de la ciudad. La Copa Mx navideña sirve de poco. Si La Pandilla no levanta con el obligatorio título, el Turco se va.