Lalo Herrera en el primer semestre del año no marcó ningún gol con Santos Laguna, pero volvió a Pumas para revolucionarse en este Apertura 2014.

Su festejo inspirado en Superman y Cam Newton, inesperadamente, últimamente se ha vuelto repetitivo.

Su festejo inspirado en Superman y Cam Newton, inesperadamente, se ha vuelto repetitivo. Recordar que en la Copa MX se despachó con cuatro goles.

Su mejor producción se había dado en el Apertura 2012 y Apertura 2013 (en cada uno anotó 4 pirulos), por lo que parecía un delantero más, del montón, añadiéndole que debutó en Primera División con 23 primaveras cumplidas. Sin embargo, con 26 años ha explotado notablemente, registrando 9 dianas (el mejor goleador mexicano del Ape14).

Para el presente certamen inició en la banca, pero gracias a sus gran desempeño se ganó la titularidad en UNAM e incluso es el máximo goleador del conjunto felino en el torneo (el 36% de los tantos del equipo dirigido por Guillermo Vázquez son gracias a Eduardo Herrera).

El centro delantero de 1.88 m nacido 25 de Julio de 1988 no solo aporta mandando el balón a las redes, sino que también le da oxígeno a su equipo reteniendo el balón, juega de poste, gana muchos balones áereos y fundamental en táctica fija.

Un tanto suyo, tiene cerca a los universitarios de eliminar al líder América para avanzar a Semifinales.

Un tanto suyo tiene cerca a los universitarios de eliminar al líder América para avanzar a Semifinales.

¿Nivel de Selección Nacional?

De seguir a ese ritmo, el próximo año recibirá una oportunidad en el Tricolor de Miguel Piojo Herrera, quien necesita aproximadamente 8 delanteros para encarar Copa América y Copa Oro (Javier Hernández, Carlos Vela, Giovani Dos Santos, Oribe Peralta, Raúl Jiménez, ¿Cubo Torres?, ¿Chuletita Orozco? y ¿Eduardo Herrera?)

Además, de los delanteros mencionados, posiblemente el ex-Pumas Morelos es el que mejor presencia física tenga para combatir en pelotas divididas, algo importante cuando el único recurso disponible es el «pelotazo» o cuando metes muchos centros desesperados al área.