Las formas

3-6-800x540

Vamos a remontarnos al juego de ida, donde los dirigidos por Mathías Almeyda tuvieron todo para llevarse una ventaja cómoda al Azteca, ya que su rival les cedió la posesión de la pelota en gran parte del juego, el problema es que «el rebaño sagrado» no supo qué hacer con ella, ya que ni siquiera Hugo González fue figura, al contrario, los contragolpes enemigos hicieron mucho daño, además, no olvidemos que Guadalajara jugó gran parte del segundo tiempo con un hombre más, lo cual nunca se notó en la cancha.

Con respecto a la vuelta, fue muy aplaudible la actitud e intensidad que mostraron en los primeros minutos, no por nada se fueron al frente en el marcador y pusieron contra las cuerdas al rival, pero no es posible que todo se te venga abajo por el la equivocación individual de Carlos Peña errando el penal, puesto que a raíz de dicho fallo, no volvimos a ver a los rojiblancos quienes aguardaron pacientes a que América acertara una y los eliminara, porque ni siquiera cerraron filas para encerrarse en su área, yéndose de la Liguilla con una imagen un poco gris.