Recientemente leí un artículo que mencionaba que si naces en los primeros meses del año tienes más posibilidades de ser futbolista. Ese estudio lo basaron en jugadores de la Liga BBVA de España, por lo que decidí corroborar y hacer el experimento con los elementos de la Liga MX que participaron en el Apertura 2014. Los resultados son los siguientes:

El estudio toma en cuenta 498 participantes del futbol mexicano.

El estudio toma en cuenta 498 participantes del futbol mexicano.

Los anteriores datos son sesgados por lo que se puede corroborar que los originarios de Enero, Febrero y Marzo tienen más probabilidades de llegar al balompié profesional.

¿Por qué se da esto?

Los equipos de futbol infantiles están divididos en categorías, por lo que muchos entrenadores para obtener ventaja competitiva optan por los niños mayores, es decir, por los nacidos a principio de año; y es que en dicha instancia una ventaja de 11 meses de edad es notoria en lo físico (masa muscular, peso, estatura), fisiológico (rapidez, fuerza), emocional (control de sensaciones, mejor toma de decisiones), y en lo mental (madurez, autoestima).

Los más jóvenes tienden a ser borrados y dejados de lado ya que las anteriores cualidades tardarán algunos meses en desarrollarlas, y cuando las obtengan, los nacidos en el primer trimestre de su mismo año de nacimiento ya habrán adquirido otras, por lo que están en continua desventaja; se pierden de minutos de juego, de entrenamientos más intensivos y de experiencia en el campo, por lo que su «mala suerte» de nacer a finales de año se extiende al mediano plazo al ser apartados de un importante proceso de formación.

Más evidencia de los disparejos procesos de preparación encontramos en la Selección Mexicana Sub-17 en el Mundial EAU 2013, ya que de los 21 convocados: el 52% nació en el primer trimestre y 0% en el último.

Más evidencia de la disparidad la encontramos en la Selección Mexicana Sub-17 en el Mundial EAU 2013, ya que de los 21 convocados: el 52% nació en el primer trimestre y 0% en el último.

Sin duda hay otros factores genéticos, motivacionales y/o de tener habilidades innatas que contribuyen en el desarrollo de un jugador, pero tampoco está en discusión que la fecha de nacimiento influye en la formación, teniendo más probabilidad de éxito profesional los nacidos en los primeros meses del año.

OPINA: ¿Hay alguna solución para evitar esta «discriminación» a los menores?