ADN MATOSAS

matosas

Ante la cuestión, tenemos hoy varias evidencias de que esto puede ser problema del técnico y su constante añoranza por viejas glorias con los esmeraldas, ya que para él, un equipo al que dirige, para tener éxito debe tener «ADN Matosas», pero con un equipo como el América y como este Atlas, ese tipo de pretextos salen sobrando, ya que son planteles bastos y casualmente, con las características en jugadores que le gustan.

En León tenía como ejes de ataque a Loboa y Burbano, dos elementos rápidos, potentes y desequilibrantes. En América tuvo a Michael Arroyo y a Darwin Quintero (¿qué más quieres?) y en punta, a un goleador como Sabah, comparado con América que tuvo a Benedetto.

En León, la media estaba conformada por Vázquez y Gullit, en América, tuvo a Sambueza y a Pellerano…me parece que eso del ADN viene siendo un mero pretexto que dio en Coapa. En Atlas no sufre por elementos, ya que tiene a jóvenes talentos y experimentados jugando en conjunto, Álvarez, Ponchito González y compañía no desentonan, además de la llegada de Arizala, Aldo Leao y Loboa de nueva cuenta.

Algo hay aquí que no cuadra, planteles bastos ha tenido, entonces el problema está en otro lado.