RWILSONEra de esperarse. Después del tremendo Super Bowl que nos entregaron Patriotas y Seahawks, surgen muchas preguntas que a su vez encuentran cientos de diferentes respuestas. La mayoría dirigidas hacia la grandeza de los de Nueva Inglaterra y su lugar en la historia, tanto colectiva como individualmente. Pero no menos a comprender qué diablos le pasó a Seattle cuando parecía que tenía, y sólo eso, el Vince Lombardi servido en la mesa.

Para bien y para mal, esa polémica e incomprensible llamada ofensiva convirtió a este Super Bowl en uno para recordar. Pero sobre todo, fue una jugada que perseguirá por mucho tiempo a varios jugadores y coaches y que pone sobre ellos una inmediata y ligera sombra de duda. Entre ellos Russell Wilson.

Wilson ha demostrado ser un gran quarterback y parece enfilado a una trayectoria histórica, sin embargo, después de lo vivido el domingo cabe preguntarse si acaso ese talento tiene un techo que ya alcanzó. O si es un buen jugador con la suerte de estar rodeado de una defensiva de campeonato. En otras palabras, si Russell en verdad es un QB Elite. Analicemos.