(AFP)

Una vez más presenciamos la reciente coronación del París Saint-Germain en la Ligue 1 de Francia, la séptima liga para ser precisos, que se convierte la primera para el técnico Unai Emery desde que llegó al banquillo del club y la primera también para jugadores como Neymar y Mbappé, pero aquí la pregunta es si ha pesar de lo anterior la campaña del conjunto capitalino es un fracaso. Veamos algunos puntos a continuación.

Éxito local

Como ya dijimos al inicio del texto, París Saint Germain tiene un campeonato más en sus vitrinas de la primera división francesa, lo que en automático da por buena la temporada en la competición local, además de haber conquistado también la Copa de la Liga a finales de marzo, consiguiendo así el doblete para la institución y por si fuera poco se acaban de clasificar para la final de la Copa, por lo que la posibilidad de seguir sumando títulos aún no acaba, más si añadimos la Supercopa francesa que disputará también en el verano.

Sin duda la temporada para el cuadro parisino ha sido buena, con la posibilidad en puerta de conseguir el tetracampeonato (Liga, Copa, Copa de la Liga y Supercopa de Francia) algo que sólo ha hecho dos veces en su historia, una en 2015 y la otra en 2016, de hecho pudo haberlo conquistado el año pasado también, pero se le fue la liga a manos del Mónaco. Así que toca esperar para ver si lo hacen una vez más, ahí nada que reprochar, lo malo viene adelante.

Desastre en Champions

Si en la liga todo es felicidad, en el torneo internacional todo es tristeza, pues recordemos que la llegada de Neymar fue para apuntalar al equipo y pudiera así aspirar seriamente a ganar la Orejona, incluso con refuerzos como Mbappé y Dani Alves el conjunto parisino se volvió uno de los mejores con la plantilla que ya poseía, con jugadores como Draxler, Di María, Thiago Silva y demás. Un cuadro que sinceramente daba mucho para especular y que al final terminó sin cumplir la misión.

Si bien es cierto que la lesión de Neymar los mermó demasiado en una eliminatoria contra el Real Madrid, Unai Emery no tenía pretexto para mostrar un futbol que diera batalla a los blancos y hacer una eliminatoria apretada y digna del tamaño de la plantilla que posee.

Conclusión

Si tomamos la campaña del PSG como un todo, es decir, incluida competición local como internacional, mi veredicto final es que SÍ es un fracaso, y uno con letras mayúsculas, pues a pesar de haber arrasado en los torneos locales, el equipo estaba armado para ganar la Champions, algo que a mí no me parecía real, porque incluso con las incorporaciones de los jugadores antes mencionados un equipo necesita, mínimo, una campaña de fogueo para establecer un sistema de juego y conocerse. Pero bueno, más allá de eso, la escuadra francesa tenía, por lo menos, que llegar a semifinales, porque si no aprovecharon para eliminar a un Madrid que llegó golpeado a esas instancias, ¿entonces cuándo lo harán?

Tal vez si los parisinos hubiesen alcanzado la ronda de semifinales de Champions, el fracaso no sería tan grande, pero no fue así porque la exigencia para un equipo de futbol como el PSG ya no es a nivel local, sino a nivel mundial, ellos mismos fueron los que se pusieron esa meta desde hace unos cuantos años para acá, y si no lo consiguen, entonces no hay otra manera de llamarlo mas que fracaso, las cosas son así.