2.- Estilo de juego

imageEste Madrid es un verdadero equipo. «Solo juegan al contragolpe» dijo Xavi Hernández tras el Clásico. Pero no es verdad. Porque este Real está bien plantado, controla el centro del campo, da pases… Y además es rápido en las contras.

Es fácil sentirse ilusionado viendo jugar a este equipo. Cuando juegan bien, claro. Porque, aunque empieces perdiendo un clásico en casa tras un golazo como el de Neymar, sabes que tienes la calidad suficiente para dar la vuelta al marcador. Y lo sabes porque apenas tres días antes has humillado en casa a uno de los mejores equipos de la historia de Europa.

El Real Madrid juega bonito, y además es eficiente. Probablemente todavía haya que resolver muchas carencias, especialmente en la defensa. Pero es un mal menor, porque lo realmente importante es la calidad conjunta. Calidad de equipo, y no solo de estrellas individuales.
A base de golpes los Blancos han aprendido que las victorias llegan cuando se antepone el bien común. Que los goles de los defensas valen lo mismo que los de Cristiano Ronaldo (o, a veces, incluso más. Que pregunten al Atlético de Madrid por la final de la Champions). Y que lo importante es disfrutar.