Con el fracaso que tuvieron en este Brasil 2014, donde perdieron de forma estrepitosa ante Holanda y Chile y solo pudieron ganarle a Australia, la Selección de España aparte de entregar su corona de forma prematura, parece que acabó con un ciclo histórico no solo para ellos, sino para el futbol internacional donde ganaron dos Eurocopas y un Mundial, además de imprimir un estilo de juego que revolucionó a este deporte. Sin embargo existe una generación fresca de muy buenos jugadores que se encuentran dispuestos a mantener a «la roja» en la supremacia mundial.

Al respecto del tema sobre el estilo de juego, es algo que parece no cambiará a pesar de cambios posibles en los jugadores o en el cuerpo técnico actuales, ya que es el juego que les permitió levantar títulos desde el 2008. Un estilo netamente ofensivo donde todas sus líneas se adelantan para presionar al rival, se busca la posesión del balón para encontrar los espacios para hacer daño, en ocasiones sin utilizar un centro delantero definido, y a veces pecando de dejar varios espacios en la defensiva aprovechables para contragolpes de los rivales.

En el tema de la continuidad  de Vicente Del Bosque al frente de los españoles, la moneda esta en el aire, ya que  vendrán los cuestionamientos ante el evidente fracaso, pero es un técnico exitoso y ayudó a forjar esta filosofia de juego junto con el ya fallecido Luís Aragonés. Si no sigue Del Bosque algunos candidatos que se levantarían serían Diego Simeone con otra idea o Joseph Guardiola otro gran impulsor del «tiki taka» que le permitió ganar una decena de títulos con el Barcelona.