Anssuname Fati Vieira, mejor conocido como Ansu Fati, es un futbolista nacido en Guinea-Bissau que salió de La Masía (cantera del FC Barcelona) y que fue el jugador revelación del cuadro blaugrana en la Temporada 2019/20. Han habido muchos jugadores que en su campaña de debut prometen, pero en el futuro terminan cedidos en otros clubes o incluso son vendidos de manera permanente. ¿Qué futuro tiene por delante este juvenil de 17 años?

Rendimiento en su temporada de debut

Fati, quien cumple 18 años el próximo 31 de octubre, hizo su debut en La Liga cuando entró al minuto 78 ante el Real Betis en la victoria del Barcelona 5-2 en Camp Nou el pasado 25 de agosto de 2019. Sus siguientes dos partidos fue cuando demostró que podía hacer cosas interesantes, pues anotó frente al Osasuna y contra el Valencia fue titular, dio una asistencia y anotó un gol de antología. Fue hace 11 meses que se mostró ante el mundo, levantando la mano y cuando los reflectores empezaron a estar sobre él.

En los 30 partidos que ha disputado* en su temporada de debut, el juvenil ha registrado 7 goles y 1 asistencia en todas las competencias – incluyendo una anotación en la UEFA Champions League.

Además, ha sido titular con el cuadro blaugrana en el 26% de los juegos en los que ha sido convocado, una participación del 27% con respecto a los minutos disputados y una participación del 8% en los goles que ha marcado el club. Para poner en perspectiva, Antoine Griezmann (delantero francés que llegó como fichaje estelar del Barça en verano de 2019) ha participado en el 16% de las anotaciones con más del 80% de presencia en los onces iniciales y en minutos jugados.

*Nota al margen: Datos hasta el 9 de julio de 2020

Su impacto ha sido mayor que el de una estrella mundial como ha sido catalogado Griezmann apenas en su campaña de debut. Si bien es cuestión de perspectivas, con 17 años ha mostrado más confianza debutando como profesional que un astro consolidado y que llegaba para ser referente en ataque. Sin embargo, Fati desde que regresó el futbol tras la pausa por la pandemia ha sido más constante que el galo.

Como siempre tiene que a ver un lado feo y complicado –en especial para un juvenil que apenas está teniendo sus primeras impresiones como jugador profesional–, Fati ya tuvo su primera tarjeta roja. En el partido de la Jornada 35 frente al Espanyol, el joven que también tiene nacionalidad española apenas había entrado al campo de cambio y cometió una falta imperdonable dejando los tachones en el pie del rival.

Esos detalles tendrá que pulirlos, pues por algo apenas está empezando y con 17 años siempre hay muestras de madurez.

Estadísticas por: Transfermarkt

Estilo de juego y semejanzas con Lionel Messi

Sin miedo a equivocarme, Ansu Fati es el canterano del Barcelona más prometedor desde que Lionel Messi hizo su debut con el equipo en 2004. Cuando debutó con el cuadro blaugrana lo hizo con 16 años (más joven que el astro argentino) y desde entonces mostró detalles interesantes. Una vez que se le mantuvo la confianza y se le dieron más minutos (incluso su primer inicio en primera división en apenas su tercer encuentro), demostró de qué es capaz.

Un futbolista dinámico, veloz, con extraordinario cambio de ritmo, tintes espectaculares pero, sobre todo y más relevante para su crecimiento, el atrevimiento hacia el frente. Fati no le temió nunca a hacer cosas diferentes, pues le hemos visto intentar jugadas de fantasía eludiendo rivales por encima levantando el balón sobre los mismos. A veces, su juego parece que tiene la madurez de un veterano de 10 años.

Es por eso que se le asemeja a Messi con sus inicios en el Barcelona, no necesariamente con el estilo o forma de jugar y el posible éxito que vaya a tener a futuro. El futbolista rosarino mostró en el campo todo el tiempo su roce y la manera con la que le gusta desenvolverse. Algo similar ha hecho Ansu Fati, pues no deja de crecer su juego conforme le siguen dando oportunidades. Es el canterano ideal, pues no desaprovecha ningún chance que tiene.

Fati tiene la capacidad para desempeñarse como extremo por ambas bandas o incluso como centro delantero, ya sea implementado como un falso ‘9’ o directamente como eje de ataque. Sin embargo, es por la banda izquierda donde más cómodo se siente y en el lugar que mejor juega al futbol. Ese era el lado que se suponía que debía tener Griezmann de manera constante por toda la campaña, y ya se lo pelea con Fati (o hasta con el danés Martin Braithwaite, quien fue fichado en enero).

¿Qué hay que ver de Ansu Fati en el cierre de temporada?

Cerca de finalizar la Temporada 2019/20 de La Liga, Fati ya se siente parte del primer equipo. Lo cual está bien, pues te demuestra su crecimiento y evolución como jugador y talento dentro de una institución tan relevante como lo es el Barcelona. Aún así, esa situación ya le trajo problemas pues se atrevió de más, lo cual lo llevó a ser expulsado por primera vez como profesional. Esos detalles hay que cuidarlos.

En el cierre de la primera división de España, es importante que se le enseñe cómo manejarse y evitar esos errores. De la mano de mentores como Messi, Luis Suárez, el propio Griezmann y el entrenador Quique Setién, tiene que aprender cómo crecer y creerse un futbolista profesional sin dejarse ir de esa manera. No pierde el carácter, lo cual es bueno en él, pero luego esas decisiones son las que suelen ser cuestionables para el desarrollo de una promesa.

Lo importante estará en la UEFA Champions League. El Barcelona empató en la idea de los octavos de final 1-1 contra el Napoli, por lo que en agosto (entre el 7-8 de dicho mes) jugarán la vuelta en el Camp Nou en busca de avanzar a los cuartos de final. En las últimas ediciones del torneo más importante a nivel de clubes en el mundo, los culés han quedado eliminados de forma devastadora: A manos de la Roma perdiendo 3-0 la vuelta de cuartos de final en la edición 2017/18 y cayendo 4-0 contra el Liverpool en Anfield en la vuelta de la semifinal de la 2018/19.

Vaya, si bien todavía le queda por mostrar fútbol, Fati no estuvo en ninguno de esos equipos. Tiene el nivel, la capacidad y el juego para ser un referente en el cuadro blaugrana para cerrar la campaña. La Champions es un buen escenario para ello. Setién sabe que tiene que utilizarlo en la UCL, por lo que veremos mucho cómo crece en estos escenarios. Lo mejor de él es que nunca se le ha visto presionado, por lo que no se le tendrá que exigir demasiado como el jugador de 17 años que todavía es.

Expectativas para el futuro

Ser un referente, titular recurrente y una de las estrellas en el Futbol Club Barcelona. Si se mantiene como lo hemos visto, en especial con su desarrollo y crecimiento como futbolista, será capaz de avanzar hacia la historia del club blaugrana. Por el bien del fútbol, ojalá tome la batuta que desafortunadamente tendrá que dejar Lionel Messi en algún momento.

Personalmente, me gustaría ver que jugara a nivel internacional con su país natal, Guinea-Bissau, intentando hacer historia y llevar a dicha selección a cosas que jamás han conseguido en su historia. Sin embargo, todo parece indicar que el jugador estaría representando a España. Aún así, su nivel le daría para estar en la élite de La Roja ayudándole a conseguir cosas interesantes, por qué no, en la Eurocopa y la Copa Mundial de la FIFA.

No hay mucho que agregar con él, no es necesario inflarlo, sólo tener presente de lo que es capaz, confiar y ser pacientes para que siga evolucionando exponencialmente. Por lo pronto, el futuro es prometedor con Ansu Fati.

Que viva el futbol, Ansu. ¿Qué crees que ocurra con Fati en el futuro? Te leo en los comentarios y en mis Twitter: @Ale31Mg.