Historia

millaPronunciar el nombre de Camerún en el ámbito futbolístico, implica pensar en una escuadra, vestida de un llamativo verde, que practica un fútbol vertical muy atractivo, no siempre de la forma más ortodoxa posible, sin embargo, no deja de ser todo un espectáculo. Una vez que los cameruneses lograron su independencia de Francia en el ’61, tardaron veintiún años en figurar en las Copas Mundiales, como Selección Nacional, haciendo su primera aparición en España 82, dando una pobre exhibición. En total, han asistido a seis Mundiales, cuatro de ellos en forma consecutiva.

La mejor participación que el fútbol camerunés ha dado en la historia, se vio durante el Campeonato Mundial de Italia 90, un torneo que dejó decepcionados a muchos por la escasez de espectáculo proporcionado por las grandes figuras, pero que se llevó un buen sabor de boca al ver a una épica Selección, comandada por dos inesperados futbolístas, que se quedaron en la mente de muchos, Omam- Biyik y Roger Milla, el primero, un virtuoso en el arte del remate aéreo, el segundo, el verdadero milagro inesperado, que con cuatro tantos, pasó a la historia como el goleador más veterano (38 años) en marcar dentro del torneo. Para que Camerún avanzara, debía derrotar a dos pesos pesados, la Argentina, que venía como vigente Campeón, la URSS y finalmente, la Selección de Rumania, al final, los resultados terminaron por sorprender a todos, Camerún vence a argentinos y rumanos; a pesar de la goleada propinada por los soviéticos, avanzan como primer lugar, junto con Rumania, quien termina enviando al Campeón del Mundo, por el camino más difícil, a la siguiente etapa. La Ronda de Octavos, significó un partido cerrado frente a Colombia, sin embargo, la capacidad anotadora de Milla, fue suficiente para resistir los embates sudamericanos y darle el histórico pase a los «Leones Indomables». Finalmente, la travesía culmina, en un duelo, casi a muerte, frente a Inglaterra, en un partido que se definió hasta el alargue, donde Gary Lineker puso el 3-2 favorable para los europeos.

La más reciente actuación de Camerún, en la Fase Final de la Copa del Mundo, se dio en Sudáfrica 2010, siendo este su regreso, después de fracasar en su intento por clasificar al Mundial del 2006, había grandes expectativas por el cuadro comandado por Eto’o, sin embargo, los africanos fueron arrasados, acumulando derrotas ante Japón, Dinamarca y Holanda, finalizando el torneo sin unidades y habiendo marcado, apenas, dos goles, FIFA lo clasificó como el penúltimo lugar del torneo.