(Photo by Hector Vivas/Getty Images)

¡Listo! Ya sólo quedan cuatro contendientes en el Apertura 2017, en busca de ocupar el trono que dejó vacante Guadalajara.

Los cuartos de final nos han dejado resultados más dramáticos, más por el aspecto matemático que el futbolístico, pero con claros héroes y villanos que se llevan las portadas este lunes. Repasemos lo MEJOR y lo PEOR del arranque de la Liguilla.

Héroe: Rogelio Funes Mori

Aquí pudo estar cualquiera de la ofensiva de Rayados, la verdad es que da miedo la contundencia y el potencial ofensivo que tienen, de hecho, no creo que haya otro equipo en el continente jugando como ellos.

Al final, Rogelio se lleva los reflectores al haber marcado la mitad del total de los goles que consiguió el equipo de Mohamed en toda la eliminatoria, de hecho, ese doblete en el Jalisco fue el que terminó encaminando la serie en favor de los regios y evitar cualquier tipo de especulación con la mentada maldición del líder general.

El argentino ya es protagonista habitual de esta sección, y no dudo que seguirá apreciendo en las dos semanas de Liga MX que nos restan.

Héroe: Agustín Marchesín

En una serie tan pareja -o mediocre- como fue la de los equipos capitalinos, sólo los arqueros terminaron luciendo en el mar de equivocaciones de las ofensivas que se enfrentaron. Aquí la mano la tiene que llevar Marchesín, en especial porque se creció ante los diminutos ofensores cementeros y gracias a sus intervenciones, tanto en el Azul como en el Azteca, le sostuvo el teatrito a Herrera y los suyos.

A ver qué tan guapo sale enfrentando a la segunda mejor ofensiva del torneo regular.

Héroe: Roberto Hernández

Esto es de lo más sui géneris que me ha tocado ver, pasar de ser directivo a entrar de «bombero» a dirigir a un equipo que nadie quería, para salvarlo del descenso milagrosamente, meterlo a dos Liguillas consecutivas y ahora estar en Top 4 del Apertura 2017, así es la historia de Roberto Hernández con Monarcas.

Con un plantel corto, pero contando con un delantero tremendo con Ruidíaz, los Monarcas han desarrollado un fútbol práctico, constante y sin mucho lujo, el cual alcanza para estar por encima de la media de equipos irregulares de nuestra liga.

Honor a quien honor merece, y a pesar de que salen como el rival más débil frente al poderoso Rayados, el estar aquí ya es todo un mérito.

Villano: Felipe Mora

Bueno, esto se llama «busquemos a quién echarle la culpa», y pues bueno, Felipe Mora se ganó el premio gordo fallando todo lo que pudo en la vuelta en el Azteca. Es cierto que tampoco es el entero responsable de la eliminación cementera, pero llegó con gran cartel a la Liga, prometiendo goles, y a final de cuentas, falló las que no debía y ya conocemos la historia. ¡¿Para qué te traje?!

Así, Cruz Azul conmemora 40 torneos cortos sin ser campeón, más los que se acumulen.

Villanos: Toluca

Grande, jugoso y tremendo fracaso. Toluca «celebró» su Centenario de la peor forma, lejos de los trofeos, jugando mal, y sin personalidad. Muy lejos han quedado esos «diablos rojos» que enamoraban a propios y extraños.

El sábado tenían todo para pasar, llegaban con ventaja, ante un rival de no tanto poder -que me disculpe Monarcas- como Morelia, y para acabarla arrancas el juego ganando. Pero no, en cosa de minutos no sólo les empataron, sino que les dieron la vuelta. Lo más imperdonable es que tuvieron 85 minutos para marcar un méndigo tanto, y nada, todo se tradujo en centros, y centros al punto penal, a la espalda de sus atacantes, sin ventaja ni idea.

Los de Cristante se ahogaron en su propia miseria, y coronan así un año para el olvido.