Héroes

Agustín Marchesín

No solo es el arquero de la final, sino el de todo el torneo. Con sus malas actitudes tanto dentro como fuera de la cancha, todo se le perdona con actuaciones como la que tuvo en la ida, donde hizo una atajada clave y sostuvo su marco con solidez durante todo momento, y muchas veces siendo el MVP de los juegos de América. A ver si así ya lo pelan en Argentina.

Edson Álvarez

Cómo cambia el presente futbolístico, hace unos meses lo vimos llorando tras anotar un autogol en el Mundial ante Suecia, hoy celebra al ser el héroe del americanismo con el doblete anotado contra Cruz Azul, y eso que es lateral, pero bueno, América es el mundo al revés. donde los delanteros defienden y los defensas son goleadores, pero aún así les alcanza para conseguir la 13va y ¡DOMINAR LA LIGA MX!

Villanos

Corona y Marcone

Los que menos esperaba que se equivocaran, fueron los que comenzaron con la debacle azul. Determinar de quien fue más culpa es bastante complicado, así que no da ni para meterse en ese tipo de problemas, a final de cuentas el despeje fue malo y la recepción de Marcone peor, de todas formas  el daño ya está hecho y la máquina se desplomó nuevamente en su peor momento.

Eso sí, lo de anoche no demerita la gran temporada de ambos, en especial Marcone, que llegó para quedarse con la Máquina.

Edgar Méndez

En general había tenido una muy buena liguilla, pero se nos desapareció en el momento más inoportuno, la final. A pesar de ello, el español tuvo la más clara para Cruz Azul en la vuelta, justo después de que habían recibido el primer gol, y con el timing correcto para despejar las dudas que comenzaban a caer sobre su equipo, pero como es una costumbre en la Noria, el jugador celeste tomó la peor decisión, no golpeó de primera y al final ni disparó, ni regateó y terminó en el piso. Hoy es subcampeón.

Pedro Caixinha

Ni modo, me toca pegarle al paisano, pero no hay de otra, su equipo pasó 120 minutos flotando en la cancha, a la espera de llevar al América a su juego semiadormilado, y en un arranque de contundencia dar el golpe que inclinara la balanza, sin embargo, los cementeros se pasaron de cancheros y volvieron a la vieja costumbre de no mostrar sangre en los momentos clave, es más ni cuando les calvaron el primer gol Caixinha logró despertarlos con movimientos desde el banquillo, todo se redujo a una timorata respuesta que no incomodó al rival.

Caixinha y la Máquina han caída en la final más desangelada de las 6 perdidas que acumulan en torneos cortos.