Villano: Ricardo Arellano

arellanoarbitroHablando de errores no podemos dejar de mencionar el arbitraje y es que Ricardo Arellano, quien dirigió el partido entre América y Tigres tuvo errores puntuales, que influyeron directamente en el marcador. En el primer tiempo no marcó un penal de Aquivaldo Mosquera sobre Alan Pulido ni uno de Juan Carlos Medina sobre Jorge Torres Nilo.

Además el segundo gol del América no debió contar, ya que Paul Aguilar se encontraba en posición adelantada. Definitivamente no fue la noche del silbante, que inició el torneo con el pie izquierdo y seguramente no estará la siguiente semana.