Héroe: Jesús Dueñas

586093de74a07

Después de dos tiempos extra convulsionados, primero con el gol del América que vino a revolucionar todo, después, con la bronca monumental entre los dos equipos y de tener que jugar 9 contra 9, obviamente el partido estaba roto, las estrategias desaparecieron y sólo vimos a unos Tigres volcados al frente sintiendo cómo se les escapaba el trofeo y a un América, ya sin fondo físico, defendiéndose como pudo. Al final, en el último suspiro del juego y al más puro estilo de Sergio Ramos con el Real Madrid, Jesús Dueñas apareció, solo en el centro del área grande, para empatar el juego con un fuerte cabezazo que dejó sin oportunidad a Moisés Muñóz y envó la serie a los penales que les darían el título a los del norte.