La que –creíamos– es una de las ofensivas más poderosas esta temporada, viene de perder ante Chicago Bears. Del otro lado, un conjunto que había maniatado rivales, se presentó en Londres para ser simplemente borrado del emparrillado por Jacksonville Jaguars. Si ello no es suficientemente atractivo, vale decir que se trata de Pittsburgh Steelers y Baltimore Ravens, una de las rivalidades top de la liga que en esta semana 4 se miden con sabor a revancha. Y no es todo.

Los Imperdibles se completan con otras dos grandes rivalidades divisionales como es la de Raiders y Broncos por tomar la delantera de la impredecible AFC Oeste, así como un duelo vespertino entre dos de los ataques que mejor se han visto en esta aún joven temporada. Vamos.

STEELERS @ RAVENS.

Domingo, 1 de Octubre – 12:00 hrs.

La última ocasión que se vieron en el campo, Steelers le ganó a Ravens el título de la AFC Norte en los segundos finales del último duelo de temporada gracias a la llamada “The Immaculate Extension”, esa jugada en la que Antonio Brown estiró el ovoide sobre la línea de gol para tomar la delantera y eventualmente la victoria. Cabe mencionar que de paso Ravens no accedió a playoffs. Hay pues cuentas pendientes.

Y llegan a su primer enfrentamiento en circunstancias parejas, ya que ambos vienen de feas derrotas no presupuestadas en una muy rara semana 3 y por tanto este resultado será trascendente en su división.

Por parte de Pittsburgh llama la atención (y ciertamente preocupa a su afición) que la ofensiva no camina como se esperaba. Le’Veon Bell está resintiendo los estragos de no haberse presentado a los entrenamientos, y las lesiones en la línea ofensiva le han pasado factura al juego terrestre. Dentro de todo, habían hecho lo suficiente apoyados en su oportuna defensiva. Los Chicago Bears, sin embargo, desnudaron ciertas fisuras. Hubo también ausencias. Y John Harbaugh, créanme, ha tomado nota de ello.

Ravens tampoco las tiene consigo. Vencieron, que digo vencieron, destruyeron a Cincinnati Bengals y después hicieron algo similar contra Cleveland con el sello de la casa: defensiva pura. Pero los Ravens que fueron a “jugar” a Wembley exhibieron que su ataque en realidad dista, y mucho, de ser contendiente.

Ahora, todo ese antecedente la verdad es que poco importa cuando se habla de Steelers y Ravens. Ambos se conocen perfectamente. Hay odio. Y también motivación extra. Y siempre son duelos que puede ganar cualquiera ya sea dominando o hasta el último segundo. La ventaja local de Baltimore importa. Que jugadores como Terrell Suggs siempre le cuestan mucho trabajo a Ben Roethlisberger, importa más. Pero que el ataque de Ravens carezca de piezas esenciales y que varios lesionados regresen a la defensiva de Steelers, es para tomar muy en cuenta. No será fácil, eso es un hecho.

Pronóstico Gurú: Steelers 19 – Ravens 17.

LIONS @ VIKINGS.

Domingo, 1 de Octubre – 12:00 hrs.

Lo logrado hasta hoy por Detroit Lions no debe sorprender. Atlanta Falcons fue prueba de que están bien entrenados y pudieron haber ganado ese duelo. Lo de Minnesota Vikings, sin embargo, llama la atención.

Sam Bradford despejó dudas jugando a nivel elite. Y ahora que Case Keenum está en los controles, fue una de las tantas sorpresas de la impredecible semana 3.

La defensiva de Minnesota basa su éxito en presionar constantemente al QB y no ha permitido más de 63 yardas terrestres promedio. Aunque la nota la dio la secundaria aprovechando ahora sí los errores del rival. El caso de Lions es ataque puro y oportuno, sin embargo, la clave ha sido su transformación defensiva, la cual sin tanto ruido acumula 8 capturas de QB y 7 intercepciones. Ah, y lideran la liga en diferencial de entregas con +6. Esa es la ventana que han aprovechado Matthew Stafford y compañía para desgastar rivales y tomar ventajas.

¿Será entonces un duelo del mejor pass rush? Seguro. Más si tomamos en cuenta las lesiones en la línea ofensiva de Lions. Aún así, y aunque Vikings es local y la serie histórica les favorece por un 71-38-2, le apuesto al quarterback veterano y que mejor se ha visto esta temporada.

Pronóstico Gurú: Lions 27 – Vikings 21.

RAIDERS @ BRONCOS.

Domingo, 1 de Octubre – 15:25 hrs.

Como si este duelo no fuera ya suficientemente cerrado, Broncos y Raiders se miden como dos víctimas más de la semana 3 tras sufrir derrotas que no esperaban. Se trata pues no sólo de ganar, sino de orgullo.

Antes de la derrota contra Redskins, Marshawn Lynch había jugado perfectamente el rol que se espera de él: ser un respiro para Derek Carr. Ya si cansaba a las defensas y convertía oportunidades, mejor aún. Liquidado Lynch, el ataque de Raiders se vio presionado y errático.

El caso de Broncos es inverso. La defensiva crea oportunidades, detiene conversiones, y aleja rivales de distancia para goles de campo, mientras que Trevor Siemian tenía como objetivo lanzar seguro y, claro está, sacar puntos. Lo había hecho incluso excelente, pero la infravalorada defensa de Buffalo Bills expuso varias deficiencias de esa ofensiva.

¿Significa que entonces ambos equipos planean ajustar y cambiar sus esquemas? Aunque el librito dice lo contrario, no me sorprendería ver que un Coach como Jack del Rio apueste a destruir a toda la ofensiva de Broncos, mientras que Vance Joseph decida arriesgar más y soltarle la mano a Siemian. Después de todo está en casa y ahí es donde ha jugado mejor. Y esa es precisamente la que puede ser la clave de este encuentro; el Sports Authority Field está convertido en una aduana durísima y no me sorprendería ver a Raiders frustrados. A menos claro, que todo se defina por un gol de campo (como buen duelo de división) y ¿han visto el poder que tiene Giorgio Tavecchio? Ya me imagino con la altura de Mile High.

Pronóstico Gurú: Raiders 24 – Broncos 21.