Las derrotas del FC Bayern y la del Barcelona en la presente campaña de Champions League fueron una ‘bofetada’ al tan de moda ‘Fútbol Total’, se debe preservar la ideología, pero refrescar el estilo. Tras la pobre campaña del Barcelona la directiva decidió empezar la reestructuración del FC Barcelona : El 21 de Mayo de este año, se hizo oficial que Luis Enrique entrenaría al FC Barcelona nuevamente, sólo que esta vez sería a la plantilla de primera división.

Luis Enrique es un tipo serio, con un carácter muy fuerte, el entiende lo que pasa y debe cambiar en el club; Los de ‘pantalón largo’ van a dejar de ser protagonistas de escándalos extra cancha, URGE refrescar el estilo futbolístico , elevar el estado anímico del club y potencializar las virtudes individuales y colectivas de cada jugador. Probablemente se estén preguntando a dónde quiero llegar con esto.

Después de pasar un año en coma futbolístico, Jonathan Dos Santos volvió a entrenar con la entidad culé. Aparentemente, Jonathan sería uno de los más beneficiados con la entrada de Luis Enrique a el equipo catalán. Aquí las razones:

  1. En el proceso de Luis Enrique en el Barcelona”B” del 2008 al 2011, Jonathan fue su titular inamovible durante esos 3 años en el medio del campo, alcanzando un nivel óptimo que acabaría en una convocatoria a la Selección Nacional, que al final sería descartado injustamente del proceso mundialista por Javier Aguirre, de ahí el panorama se oscureció para el Mexicano.
  2. Dos Santos es de la total confianza de Luis Enrique, que si llega a alcanzar un nivel óptimo de juego, puede ser un recambio interesante por Xavi Hernández o por Busquets junto con Sergi Roberto.