Porteros

DiegoLopezLos tres porteros siguen siendo los mismos que fueron al Mundial de Sudáfrica y a la Eurocopa de Polonia-Ucrania. Lo que más llama la atención es que siga acudiendo Pepe Reina, quien desde hace tiempo ha manifestado no tener el nivel para estar en la Furia Roja. Si hay alguien que tendría que estar presente en la Copa Confederaciones en la tercera plaza de porteros es Diego López, quien sin duda fue el mejor guardameta español del año.

Defensas

IñigoY en la parte baja, parece ser que Vicente del Bosque llama con el palmarés en la mano. Piqué no está para jugar este torneo, atraviesa una considerable baja de juego desde hace 2 años; Raúl Albiol ni siquiera es considerado en su equipo, por lo que el llamado es regalado. A el ex entrenador del Real Madrid se le olvido que existen más jugadores que los que están en el Barcelona y el club de Valdebebas.

Gran parte del éxito de la Real Sociedad es gracias a la solidez defensiva de Iñigo Martínez, se merece una oportunidad en el representativo nacional, no solo por sus actuaciones, sino por su constancia desde hace años.

Centrocampistas

BeñatEn el Ecuador del campo, hay nombres que su integración a la lista definitiva que encarará la Copa Confederaciones es un regalo. Jesús Navas del Sevilla y Santi Cazorla del Arsenal inglés, dejaron desde hace mucho de ser jugadores de Selección. Su lugar tuvo que haber sido ocupado por Beñat del Betis o Illarramendi de la Real Sociedad, jugadores de perfil bajo, que cumplieron con creces y que llevaron a sus respectivos clubes a jugar competencia europea el próximo año.

Delantera

Álvaro-NegredoPor increíble que parezca, Del Bosque decidió prescindir del mejor delantero español de la actualidad: Álvaro Negredo. Nuevamente vuelve a manifestar que en el representativo español pesa más apellidarse Villa o Torres. No ha sido un gran año para los delanteros ibéricos, pero el quitar de la lista definitiva al ex jugador del Almería, pone de manifiesto que no se llama a los mejores.

Veredicto

DelBosqueNo hay duda que después de este breve análisis, el representativo nacional español está lleno de nombres que no debieron estar en la lista final de la Copa Confederaciones. Si España quiere seguir en el limbo del futbol mundial tiene que llevar a los mejores jugadores, quitando de por medio, en qué club jueguen, sea el Rayo Vallecano o el Real Madrid, no debe de haber distinción alguna. De seguir con esta línea, seguramente la caída será estrepitosa.